'Piojo', resurgimiento en la frontera

El desempeño de Tijuana y los números respaldan la labor de Miguel Herrera; encontró con Xolos el sitio adecuado para demostrar su valía como entrenador


Miguel 'Piojo' Herrera, D.T de los Xolos de Tijuana
Miguel 'Piojo' Herrera, D.T de los Xolos de Tijuana (Mexsports)

Ciudad de México

Sigue siendo el mismo hombre iracundo desde el banquillo. Miguel Herrera no ha cambiado mucho a lo largo de los años recientes; por el contrario, mantiene su esencia, la misma que lo ha metido ocasionalmente en polémicas innecesarias, pero que también le ha generado una identidad con los equipos que comanda.

En Xolos, se ha reencontrado con la alegría que produce el triunfo y la satisfacción de una buena labor; en la frontera, sus números han vuelto a ser sobresalientes. En lo que va del Apertura 2016, Tijuana ha fungido como una verdadera perrera.

 La cancha del estadio Caliente es un escenario complejo para el rival en turno que se atreve a ingresar y es gracias, en gran medida, al trabajo de Miguel Herrera. Xolos es un cuadro versátil, que tiene profundidad, que acecha a su oponente y por lo regular, termina por envestirlo con éxito.

En su terruño, los fronterizos suman seis victorias de seis posibles. El estilo de juego de Tijuana ha tenido efectos secundarios dentro de su plantilla. El espíritu ofensivo ha recompensado al colombiano Dayro Moreno como máximo rompe redes, hasta el momento completa 9 anotaciones en 12 encuentros. Además, con 21 tantos, son la tercera mejor producción en su rubro. El equipo es desbocado al frente, pero no por eso descuida la retaguardia; es el líder de la clasificación general con 27 puntos y prácticamente está en Liguilla.

“Se han hecho muy bien las cosas, estoy contento con el funcionamiento del equipo y lo más importante ha sido que no hemos dejado de sumar unidades. Nos estamos alejando de la tabla porcentual y eso es igualmente valioso. Ha sido una temporada importante, pero hay cuestiones por mejorar y ahora, más que nunca, no podemos relajarnos. Nos resta enfrentar el cierre del torneo con seriedad”, aseguró vía telefónica.

 El actual, en lo personal, también ha sido un semestre de resurgimiento para Herrera. Después de su estancia en la selección nacional, donde la problemática extra cancha propició su salida, se puso en duda su capacidad como timonel.

 Tijuana le abrió las puertas en medio de críticas, y con un pendiente: el equipo debía encontrar estabilidad inmediata, debido al apremio de un cociente que arrastraba fracasos. Si bien el primer año le costó, ahora, El Piojo ha vuelto a mostrar sus capacidades desde el área técnica. Hoy, goza de su segundo mejor promedio de efectividad. “La hemos sufrido, no ha sido sencillo, pero lo que puedo resaltar es el convencimiento del grupo, que todos nos hemos esforzado en función de cumplir con objetivos. El camino ha sido complicado para que ahora haya estabilidad. Desde que llegué al equipo, eso era lo que se buscaba y costó encontrarla. No se ha ganado nada, de eso estamos seguros y tanto los muchachos como uno, esperamos seguir así”.

Este fin de semana, como prueba seria a su calidad, Miguel Herrera se enfrentará a un antiguo amor, América, al que llevó al título a mediados de 2013 y con el que, como ahora, consiguió ser una escuadra vertical que fulminaba al que se le pusiera enfrente.

Casualmente, fue con las Águilas que consiguió su mejor estadística de efectividad (76%) antes de partir como seleccionador nacional. “Se puede decir que son equipos (Tijuana y América) de condiciones similares. A nosotros nos gusta tener el balón, buscar el espacio y explotar a velocidad después. Confío en que obtendremos un resultado favorable y, sin duda, que me da gusto volver al estadio Azteca, más con el Centenario del equipo en días pasados. El club representó un paso importante de mi carrera”, consideró desde la concentración de Xolos.

De igual forma, Herrera se encontrará con Ricardo La Volpe, un viejo conocido en su trayectoria profesional. La última vez que se enfrentaron, una problemática con el saludo antes del duelo hizo de las suyas y terminaron discutiendo airadamente. Esta ocasión no habrá más polémica, así lo consideró El Piojo.

“La Volpe es un buen amigo, alguien a quien estimo bastante, y seguro que será complicado enfrentarlo. América tiene argumentos en el campo y el parón de la Fecha FIFA seguro que le sirvió a Ricardo para conocer más a su plantilla”.