FIFA, sin “calidad moral para juzgar” el ‘eh puto’: ‘Piojo’

Miguel Herrera señaló que el organismo, tras su escándalo de corrupción, debería estar más preocupado en cómo mejorar el futbol en la cancha y no en la tribuna

Miguel Herrera, técnico de Tijuana
Miguel Herrera, técnico de Tijuana (La Afición )

Tijuana

Miguel Herrera no se tentó el corazón para criticar a la FIFA, después de las advertencias sobre una severa sanción para México por el 'eh puto', grito que, para 'Piojo', no es homofóbico, y hasta se atreve a dar algunos ejemplos y señalar que el organismo no tiene el prestigio en estos momentos como para criticar aspectos ofensivos.

"A mí me parece que la FIFA debería hacer investigaciones antes de tomar decisiones porque no tiene calidad moral para juzgar a nadie en estos momentos. No es un grito homofóbico, quien dice eso está engañando a la gente, porque nosotros no lo usamos así. Yo puedo saludar a alguien diciendo: "¡Qué onda puto!", y no quiere decir que sea homofóbico o para señalar, "aquellos putos que están allá"; así lo decimos, es un lenguaje coloquial. Para venir a sancionar debes venirte a empapar de cómo se vive en el país"

Extendió su molestia al decir que la FIFA prácticamente ya quiere controlar a las masas y desviar la atención de lo importante para el futbol actual, con todo y los escándalos que han salido en los últimos meses.

"La FIFA ya no está metida en la cancha, ya se está metiendo hasta con el público y se están equivocando completamente. La gente también debe ser coherente en ayudar. Me parece que hay cosas más importantes que se están desviando por este tema, hoy deberíamos estar debatiendo qué tecnología usar para el futbol, eso sería más interesante, en lugar de pensar en un grito o cántico que ellos consideran ofensivos".

Por último, 'Piojo' recordó una anécdota con el portero fallecido del Pachuca, Miguel Calero, quien tomó como ejemplo de que los porteros no se ofenden por esta presión de la tribuna.

"Yo me acuerdo de haber visto a Miguel Calero (Q.E.P.D) que amagaba y se paraba, la gente gritaba y volvía a tomar vuelo, y ya se tomaba de broma con el arquero, eso es lo que no se ha entendido en la FIFA, y hasta a los porteros no les parece ofensivo".