Los vaivenes del equipo del Piojo

Pese a que Tijuana acumula menos del 50 por ciento de rendimiento con Herrera, él les ha dado protagonismo.

Miguel Herrera, director técnico de Xolos de Tijuana
Miguel Herrera, director técnico de Xolos de Tijuana (Imago7)

Ciudad de México

Tras poco más de un año con Tijuana, Miguel Herrera espera coronar el trabajo que ha hecho en este tiempo en el Clausura 2017, por supuesto, el objetivo inmediato es clasificar a la Liguilla. Un año le sirvió para probar, limpiar y colocar piezas que le faltaban a su escuadra, y por ello, con esa experiencia a cuestas los aficionados esperan buenas cuentas de su entrenador.

Ya en el pasado tuvo una estampa similar con el América. Llegó en el 2012, y fue en el Clausura 2013 que conquistó la corona. En sus primeros dos torneos con las Águilas, consiguió un 50 por ciento de productividad, y para el siguiente fue cuando llegó a aquella Final de ensueño contra Cruz Azul, que tuvo escenas de película.

En general, con Tijuana, el Piojo ha dirigido 44 partidos, de los cuales ha sumado 18 victorias, 14 empates y 12 derrotas. Con un promedio de 40.90 de rendimiento.

"Quiero quedarme mucho tiempo aquí, llenar el escudo de estrellas y venimos a ser campeones. Vengo con la idea de ser triunfador. La idea es ser campeón, no nada más es clasificar de panzazo; hay que pelear los primeros planos", dijo el timonel en su presentación con el conjunto fronterizo.

El camino no ha sido sencillo, ha tenido sinsabores. Los números fueron de muchos altibajos para Miguel, puesto que en su primer torneo con Xolos apenas registró tres victorias, nueve empates y cinco derrotas. No clasificó a la Liguilla.

Aun así, la directiva lo aguantó; entonces, el rendimiento fue mucho mejor. En el Apertura 2016 registró diez victorias, tres empates y cuatro derrotas. Entre ambos torneos tuvo un promedio de efectividad de 38.23, obviamente por lo que le ocurrió en el primero.

Con 11 partidos disputados (un juego pendiente por el paro arbitral), actualmente los de la frontera son cuartos con cinco victorias, tres empates y tres derrotas.

"Los muchachos han respondido bien. El equipo está ahí, está peleando la parte de arriba y es importante para saber que estamos buscando la mayor cantidad de puntos que nos puedan llevar a la Liguilla", mencionó.

Miguel tiene claro que el estar en la parte alta de la tabla no es garantía de llegar al último duelo, pues en la Liguilla la historia suele ser distinta. Ya le ocurrió en otras ocasiones, es más, en su segunda campaña con Xolos.

"Llevamos una base y una buena idea, vamos bien y solo hay que esperar seguir así para que se dé la clasificación".

NO PIENSA EN COAPA

Mucho se ha hablado de la posibilidad de que Miguel Herrera regrese al América para el próximo torneo. Del lado de los azulcremas, Ricardo Peláez, su presidente, asegura que no se ha platicado con el timonel, y del mismo modo, el Piojo ha negado acercamientos.

Lo cierto es que el estratega dejó abierta la posibilidad al decir que en su momento se tendrá que platicar con Jorge Alberto Hank, dueño del Tijuana, para definir su futuro. Eso quiere decir que, tampoco hay una negativa para que pueda desligarse.

Desde que llegó al mando xolo, ha tenido varias ofertas de selecciones. En aquella ocasión fue difícil desligarse por el precio en la famosa cláusula que tiene en su contrato. Ahora, termina su relación en diciembre, y todo parece más sencillo en cuestión de papeles y dinero.

"Tengo contrato hasta diciembre, a mí no me ha hablado nadie. Si la gente de América quiere tocar algún tema tendrá que pedir autorización a Jorge Alberto Hank", mencionó a finales del mes anterior.