Xolos, de la gloria al montón

En el Apertura 2012 Xolos parecía consolidar un proyecto con la obtención de su primer título de Liga; sin embargo, después del campeonato no ha vuelto a brillar

Xolos consumó un nuevo fracaso al ser eliminado en la Copa MX
Xolos consumó un nuevo fracaso al ser eliminado en la Copa MX (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Xolos de Tijuana irrumpió con fuerza en la Primera División, al grado de haber conseguido su primer título de Liga con apenas un año en el máximo circuito. Sí, la noche del 2 de diciembre del 2012 parecía el equipo tijuanense sentaba las bases de un proyecto exitoso con la obtención del campeonato del Apertura; sin embargo, sucedió todo lo contrario y hoy el conjunto fronterizo deambula en la mediocridad.

En los seis torneos que transcurrieron después del título, Xolos ha tenido cinco técnicos diferentes, a la espera de un sexto después de la destitución de Rubén Omar Romano. Y los resultados son muy pobres: en estas seis temporadas solo una vez calificó a la Liguilla, en el Clausura 2014, cuando fue eliminado en cuartos de final por Toluca; ayer se despidieron de la Copa MX tras perder una ventaja de 2-1 y caer en penales ante el Atlas.

Y LA CENICIENTA DESPERTÓ...

La historia del Tijuana parecía de cuento de hadas. En enero 2007 fue fundada la franquicia en la Liga de Ascenso, cuatro años después (2011) logró su ascenso de la mano de Joaquín del Olmo. Sin embargo, sus primeros juegos en el Apertura 2011 en Primera División no fueron fáciles y eso le costó el puesto al Jaibo.

Para la Jornada 10 de esa temporada llegó Antonio Mohamed y la etapa más prolífica del club. Con el Turco, Xolos logró calificar por primera vez en la historia en el Clausura 2012, siendo eliminado en cuartos por Monterrey; sin embargo, lo mejor llegó al semestre siguiente cuando el equipo fronterizo terminó como segundo de la tabla general con 34 puntos y logró el campeonato al vencer 4-1 en el global al Toluca.

Parecía que el proyecto deportivo del Tijuana se había consolidado, pues en apenas cinco años de existencia ya tenía su primera estrella, pero ocurrió todo lo contrario.

Para el Clausura 2013, Xolos apostó por la Copa Libertadores, dejando de lado la Liga en la que no calificó. En el torneo continental tuvo un buen papel, llegando hasta los cuartos de final donde le perdonó a la vida al Atlético Mineiro de Brasil (a la postre el campeón del torneo) al fallar un penal de último minuto. Ese mismo semestre y con fechas de anticipación, Mohamed había avisado que se marchaba del club.

Desde la salida del Turco, la directiva del Tijuana no ha podido encontrar a alguien que pueda darle regularidad al equipo. En el Apertura 2013 llegó Jorge Almirón a quien se le aguantó toda la temporada, pero solo hizo 18 puntos y quedó fuera de la Liguilla.

Para el Clausura 2014 Xolos buscó en Sudamérica y contrato al venezolano César Farías, quien en su primera temporada llevó al equipo a su última Liguilla; eso sí, con muchos altibajos y críticas. Para el torneo siguiente (Apertura 2014) fue cesado después de siete jornadas por sus malos resultados.

Llegó Daniel Guzmán, quien no logró calificar al equipo, pero tuvo el respaldo para dirigir en el Clausura 2015. Parecía que con el Travieso regresaban los buenos tiempos del Tijuana, al haber sumado 23 puntos en las primeras 10 Jornadas y haber ocupado el puesto de líder en varias de esas fechas; sin embargo, el equipo se cayó dramáticamente y perdido seis de sus últimos siete juegos, quedando fuera de la Liguilla.

Para este Apertura se le dieron las gracias al Travieso y se contrató a Romano, pero la historia de fracasos continuó y el timonel dejó su puesto después de la caída ante América, dejando al equipo con 13 puntos y prácticamente sin posibilidades de Liguilla.

Hubo un tiempo en que Tijuana parecía un equipo destinado a la grandeza. Su irrupción meteórica así lo manifestaba, pero no, tres años después solo es un equipo del montón.