Los colmillos de Xolos

Pese a las bajas registradas en el Clausura 2015, Tijuana se mantiene en lo alto de la clasificación, gracias a un desempeño ofensivo y contundente

Dayro Moreno, atacante del equipo de Daniel Guzmán
Dayro Moreno, atacante del equipo de Daniel Guzmán (Mexsport)

Ciudad de México

Aunque parecía que el Clausura 2015 sería un torneo complicado para Tijuana, el cuadro fronterizo que dirige Daniel Guzmán recompuso de inmediato el camino. Los Xolos iniciaron la competencia con las bajas de Darío Benedetto y Cristian Pellerano y una derrota ante el Puebla, en la cancha del Universitario de la BUAP, por 2-1. Al grupo le bastó este único descalabro para elevar su nivel. Hoy, luego de cuatro jornadas, acumulan tres victorias consecutivas equivalentes a nueve puntos.

Después de la jornada inaugural, los de Tijuana vencieron al campeón América en su territorio; hicieron lo mismo de visita en el Volcán contra Tigres y repitieron la dosis de local ante Monarcas Morelia.

Desde el inicio del torneo, Xolos encontró en Dayro Moreno el goleador que supliera a Darío Benedetto. El colombiano suma cuatro juegos con idilio ante la portería rival. Registra idéntico número de dianas.

Por si fuera poco, el conjunto del Travieso Guzmán contrató para este certamen a Gabriel Hauché, volante argentino que ha conectado de inmediato con la tribuna y con el equipo. El pampero no solo tiene gol y genera constante peligro, también toma un rol protagónico en el elenco tijuanense. Hauché crea, destruye, sube, recupera y lidera. Gabriel ya es vital para el cuadro fronterizo.

Además del despertar de Dayro y del encuadre de Hauché, Tijuana cuenta en sus i las con hombres de experiencia que aportan sacrificio y veteranía. Con Cirilo Saucedo en la portería, Javier Gandoli en la zaga y Juan Arango comandando el mediocampo, Xolos ilusiona a su afición.

LA CIMA Y EL TÍTULO

Tras vencer a Monarcas y asaltar el liderato, los Xolos de Tijuana llegaron a la posición de privilegio en la tabla general después de no hacerlo en más de dos años y medio. Fue el 4 de noviembre, en la jornada 16 del Apertura 2012, cuando el cuadro fronterizo empató con San Luis y, combinado con una igualada del Toluca, se mantuvo como líder de la competencia. Desde esa fecha no logró consagrarse como el número uno en la clasificación.

Tijuana llegó a 34 puntos al i n de ese Apertura 2012, pero no pudo terminar como superlíder, ya que los choriceros acumularon a la misma cantidad de unidades, pero los superaron en la diferencia de goles.

La revancha llegó temprano para el equipo que dirigía el Turco Mohamed. Tijuana avanzó sobre Monterrey y León, en cuartos de final y semifinales, respectivamente. Llegó hasta la gran final donde se encontró de nuevo con el cuadro mexiquense, al que se impuso, para sumar su único título de Liga. Aunque todavía es temprano, en la frontera se ilusionan como esa vez.