“Xolos, un buen proyecto para mí”: Miguel Herrera

Miguel Herrera vuelve a escena y como protagonista, luego de un irregular semestre en Tijuana; hoy, es líder

Miguel Herrera, entrenador de los Xolos de Tijuana
Miguel Herrera, entrenador de los Xolos de Tijuana (Mexsport)

Ciudad de México

Otra vez su trabajo vuelve a la escena importante, ya le hacía falta, porque el Miguel Herrera que llegó a selección nacional lo hizo con esa etiqueta ganadora. Hoy, El Piojo tiene a Tijuana como líder de la Liga Mx, como protagonista, así como se le vio en su momento con América y en la mayoría de eventos con la selección nacional.

Los Xolos brillan con 16 puntos en la cima, solo un duelo perdido y un empate en siete jornadas, pero al fin en este cuadro se nota el sello de Herrera, un equipo que trata de no fracturarse atrás, al que le gusta la posesión del balón y, sobre todo, que gusta del ataque. Gabriel Hauche, una de sus figuras, ha vuelto a ser aquel atacante de peso que mostró ser cuando llegó a México. En fin, varios detalles que se nota, son obra de Herrera.

“El equipo ha hecho bien las cosas hasta ahora, pero falta mucho todavía, Tijuana debe seguir como va para conseguir la clasificación que es lo primero que tenemos en mente, y por supuesto hay que alejarnos bien de la parte porcentual, vienen jornadas difíciles, las dos terceras partes del torneo y hay que seguir trabajando para no caernos”, comentó a La Afición vía telefónica.

Y aunado a los buenos resultados, a Miguel le ha vuelto el tono relajado con el que reafirmó su carisma en su etapa con América y en sus inicios con selección. Después de esa polémica salida del Tricolor, que se dio por un problema extracancha más que por resultados, Xolos, dijo, era el equipo que quería, lo convenció el proyecto de Jorgealberto Hank y de Ignacio Palou.

“Totalmente, fue un buen proyecto para mí. Jorgealberto era muy consciente que teníamos un equipo nuevo, también lo vimos con Nacho, porque se necesitaba armar un conjunto nuevo, trajimos lo que teníamos en la cabeza, y estamos demostrando que el equipo está sólido para lograr los objetivos que buscamos”. Fue precisamente cuando agarró el control de los Xolos que la selección de Chile, tras la salida de Jorge Sampaoli, se fijó en Herrera. Quizá, muchos lo ven como una mejor apuesta que el haberse quedado en la Liga Mx, pero él, reiteró que su situación contractual lo ha impedido, y que pese a ello, está muy satisfecho de dirigir al cuadro fronterizo.

 “No es que me haya arrepentido, tengo una cláusula, la puse cuando llegué a un arreglo con Jorge, las selecciones que me han buscado no han podido pagar esa cláusula, estamos tranquilos y contentos porque seguimos trabajando; esperemos que en su momento se pueda dar, cuando termine el contrato veremos cómo viene la renovación, pero estamos muy contentos por estar aquí, por el respaldo de la directiva, y queremos lograr los objetivos que nos trazamos cuando llegamos”.

Eso sí, se siente orgulloso de que otras selecciones nacionales se fijen en él: “Me da gusto y se agradece que la gente piense en mí, y trabajaré con mucho esfuerzo para conseguir los objetivos que dirija para seguir estando en la cabeza de las demás personas”.

En cuanto a su trabajo en México, el torneo pasado, se le complicó en demasía a Xolos mostrar una buena cara. Miguel comentó que la diferencia ahora es que “es un equipo más completo, teníamos un plantel más corto, había muchos jóvenes, vino un recambio y teníamos que completar a la gente. Teníamos que hacer un equipo diferente, y hoy tenemos un cuadro nuevo”. —¿Te desesperaste la campaña pasada? —Se le preguntó, a lo que contestó: “Te molesta el resultado, el equipo no jugaba mal, jugaban bien los chavos, pero de repente un descuido o el fallar y fallar, y no conseguir el objetivo, y no ponerte arriba en el marcador. Desesperación no, nosotros seguíamos trabajando, sabíamos que el equipo estaba corto”.

Cuando Miguel comenzó el camino como entrenador, aquel Atlante era un cuadro desbocado, que bien podía meter cinco goles que recibir el mismo número. Pero con el paso de los años, uno de los aciertos de El Piojo fue precisamente encontrar un equilibrio entre la defensa y el ataque, ahí ha radicado parte de su éxito.

“Desde los últimos equipos que dirigí ya empezamos a trabajar con eso, con el equilibrio, un equipo que defiende bien y ataca igual. En los cuatro torneos que estuve en el América, en los cuatro fuimos de las mejores delanteras y también estuvimos entre las mejores defensas. He encontrado un equilibrio que es lo que te da para alcanzar los objetivos que te trazas”.

La próxima semana, Tijuana enfrentará a Monterrey, un equipo que no ha marchado como se esperaba, pero que aún así es de mucho cuidado. La meta es seguir cosechando unidades, y el último fin de este año: el título. “Vienen dos salidas muy difíciles que es Monterrey y Pachuca, campeón y subcampeón, prepararemos el partido, porque tenemos ese objetivo de seguir sumando puntos”.