Supervisa Kuri Grajales avances del CAR Tiburón

El propietario del Veracruz supervisó las mejores en el Centro de Alto Rendimiento para su plantilla

Boca del Río, Veracruz

El propietario de los Tiburones Rojos de Veracruz, Fidel Kuri Grajales, acudió al Centro de Alto Rendimiento para revisar los avances en las instalaciones para el primer equipo y sus filiales.

Las instalaciones cuentan con un comedor, vestidores, un gimnasio, oficinas, dos canchas de pasto natural recién terminadas, una más prospectada, una de pasto sintético con las medidas reglamentarias y dos zonas de pasto para hacer futbol en espacios reducidos.

"Se le ha invertido mucho dinero, si ustedes se dan cuenta, no estaba así cuando ustedes lo conocieron; sin embargo, sin que aún me dieran el comodato, nosotros ya le estábamos invirtiendo dinero a estas instalaciones y le vamos a seguir invirtiendo, tenemos que cercarlo, el alumbrado y que realmente se exploten estas instalaciones, que no sean "elefantes blancos", dijo Grajales.

A pesar de que Kuri Grajales cedió la presidencia del club a su hijo, Fidel Kuri Mustieles, para mantener distancia futbol - política, como dicta el Código de Ética de la FMF, el propietario se pronuncia sobre cuestiones en cancha.

"Ustedes vieron cómo estaba el Tiburón antes y cómo ha estado, dos torneos que han estado en Liguilla, tenía muchos años que no se veía; en este tercer año necesitamos ya otra estrella, las cosas no se dieron por cuestiones del arbitraje y no porque no se hayan dado en la cancha, fueron por otras cuestiones y los jugadores tienen que ponerse bien la camiseta de Veracruz, sudarla y darle muchas satisfacciones a la afición veracruzana".