Acatará Fidel Kuri suspensión como “hombrecito”

El dueño del Veracruz fue suspendido un año por la Disciplinaria de la FMF tras la agresión en contra de Edgardo Codesal, por lo que "aceptaré la responsabilidad"

Fidel Kuri Grajales revisó los avances en el CAR
Fidel Kuri Grajales revisó los avances en el CAR (Cortesía )

Ciudad de México

La Comisión Disciplinaría de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) suspendió un año al dueño del equipo Veracruz, Fidel Kuri Grajales, luego de la agresión en contra del director del área técnica de la Comisión de Árbitros, Edgardo Codesal.

"Creo que tengo que ser hombrecito y aceptar la responsabilidad, me equivoqué. Para salir adelante del error tan grave, voy a acatar sin ningún problema la sanción y seguir adelante. Me ganó la pasión, me ganó tanta bronca con el tema arbitral; que me sirva de escarmiento para no volver a cometer ese error; soy de mecha corta, espero no tener ya tan larguita la mecha", dijo Grajales en entrevista con Jorge Ramos y su Banda, de ESPN.

Kuri no podrá realizar actividades oficiales "ante la FMF y/o sus miembros, ya sea nacionales o internacionales", precisó el organismo. Tampoco podrá "participar en la especialidad correspondiente, en las competencias oficiales que organice la FMF ni asistir a las Asambleas de la FMF, Comités y demás reuniones, así como a cualquier otro evento de esta Institución relacionado con su calidad de Afiliado a la misma".

Sin embargo, "el presidente del equipo es mi hijo (Fidel Kuri Mustieles), yo soy el dueño; el que va a todo lo de la Federación (Mexicana de Futbol) es mi hijo; yo no firmo un solo documento", añadió Grajales.

Entre las restricciones en el año de castigo que cargará Kuri, destacan: "ingresar a la cancha, terreno de juego, vestidores, tanto de jugadores como de árbitros; túneles de acceso a cancha, terreno de juego, área de servicio médico; área de control de dopaje, zona de autobuses que tenga acceso a vestidores; área de prensa y zona mixta, palcos asignados cuando el club actúe de visitante", aunque, "si me invitan al (estadio) 'Pirata' como aficionado claro que voy, invítenme; me voy con la porra".

El propietario de los escualos descartó que los dueños quieran echarlo del futbol mexicano; "no creo, aunque no son mis amigos; no soy nuevo en el futbol, en el club, pero siempre he respetado a todo los dueños, hasta ahorita".

Finalmente, Grajales enfatizó que "me gusta el futbol, ¿por ser político no puedo ver el futbol? Incluso, "la verdad, lo voy a decir, voy a estar en el americano en febrero (Super Bowl 50), me encanta; porque uno es político ya la quieren coordinar a uno".