Kuri Grajales sí usa a Veracruz para su campaña

El dueño de Tiburones aseguró que no mezcla la política con el futbol, aunque sí ha ocupado al equipo para su campaña; y aclara que el castigo que le den por pisar la cancha "no va a doler".

Ciudad de México

Le enorgullecen los colores del equipo de futbol de Veracruz y también, dijo, el apodo con el que muchos lo conocen: el Tiburón mayor. Fidel Kuri Grajales no oculta lo que es visible, la felicidad que le causó que el conjunto permaneciera en Primera División, y por la cual bajó a festejar a la cancha pese a que no podía hacerlo por tener un suspensión vigente; así como la facilidad que tiene de utilizar la permanencia de su escuadra para su campaña política.

TE RECOMENDAMOS: La propaganda 'tramposa' de Fidel Kuri.

Ante la Federación Mexicana de Futbol, ambas situaciones no son bien vistas. La primera, porque tenía un castigo vigente que culmina hasta septiembre, y claro, una de sus limitaciones es que no puede estar en el terreno de juego, en los vestidores y otros sectores del inmueble.

Además, según el artículo 4 del Estatuto Social de la Femexfut y el artículo 7 de su Código de Ética, no deben mezclar el futbol con asuntos políticos y religiosos. Kuri arrancó su campaña a la alcaldía del puerto con el lema "Veracruz de primera", lo que hace alusión a la salvación de los Tiburones.

Al ser cuestionado al respecto, respondió de manera contundente: "Imagínese si lo estoy ocupando, soy el dueño del equipo y ni modo que no hable de él. Tengo cuatro hijos y ni modo que no hable de ellos, que esconda a uno. Somos una familia y aquí soy el dueño del equipo y tengo que hablar. Además me dicen el Tiburón mayor, voy a decir que no me digan el tiburón porque se van a enojar los contrarios o la federación. Así como gritan cuando despejan los porteros, quién va a parar todo eso".

21 PUNTOS suma Veracruz en el actual Clausura 2017; el conjunto porteño ocupa el lugar 11 de la clasificación.

Se le recordó que en la teoría el futbol no debe mezclarse con tintes políticos, a lo cual dijo que "están separados. Pero si hay algún cliente que quiere comprarlo lo vendo para que no se enoje la federación. Siempre he sido dueño del equipo, me extraña que por tanta presión que hagan o quieran tomar esas decisiones, y no se está manejando la política, que quede claro".

Y en lo que respecta a la carpeta de investigación que le abrieron, luego de que se metió a la cancha el sábado pasado para festejar que Veracruz permanecerá en la élite del futbol mexicano, Kuri entenderá cualquier sanción que le impongan; incluso, detalló que habría valido la pena, ya que pudo festejar con los suyos un logro tan importante.

"Creo que sí, ellos van a cumplir con lo que tienen que hacer, ellos se van a reunir para ver el tema y ya esperaré, pero vale la pena, el Tibu no se va, la gente aquí en Veracruz está contenta, los aficionados, y creo que cualquier cosa que me pongan de castigo no me va a doler, porque valió la pena lo que se hizo para salvar al equipo. Por un castigo más o menos, no pasa nada".

Luego, detalló que ya se reunió con la Comisión Disciplinaria para explicar su festejo del viernes pasado. "Cómo no voy a andar contento, tanto que bajé a la cancha a celebrar. El martes estuve en la Comisión Disciplinaria, platiqué y les dije 'pónganse en mi lugar, salvan a su equipo y tanto que vale, es el patrimonio de la familia que está metido ahí'. Fue felicidad", señaló el directivo.

117 PUNTOS acumulan los Tiburones en 101 partidos disputados en los últimos seis torneos, para un cociente de 1.1584.


Agregó que "fue de alegría lo que hice. Les digo que les voy a mandar un estudio psicológico, porque en cualquier estudio que hagan, a ver si no se ponen así, más cuando uno es dueño, estás salvando todo en ese partido, ante un equipo tan fuerte como lo es Monterrey". Kuri Grajales ha tenido varios episodios de fricción con la Femexfut. En enero del 2016 fue suspendido un año por agredir a Edgardo Codesal. De la cual sentenció: "yo comenté que me castigaron por el problema un año, yo siempre dije que estaba en contra de cómo se comportaba Codesal, que debía haber un cambio. En una junta de dueños lo propuse y no me lo aceptaron. Luego, en un partido se sentó al lado, pues claro que me fue a provocar, pero el tiempo me dio la razón que el señor no debía estar ahí".

Y luego, por arremeter contra un periodista en Puebla, de nueva cuenta se le suspendió, aunque en esa ocasión fue durante ocho meses. Pese a todo, el directivo trata de tomar las cosas con calma, sin dejar de saborear los buenos momentos de su conjunto.

MOLESTÓ EL CAMBIO DE DÍA

Veracruz jugará su último duelo contra Tijuana en sábado, igual que los dos equipos inmiscuidos en la lucha por no descender (21:00 horas).

Esta situación molestó a Fidel Kuri Grajales, ya que dijo, ellos ya no tienen problemas en este rubro para esta última jornada, y se debió haber jugado en el día indicado.

"Según los resultados que tuvimos el partido pasado, Veracruz está salvado, así perdiéramos nosotros o empatáramos, estaríamos salvados por diferencia de goles, solo que pasara una catástrofe y nos metieran 12 tantos, pero bueno, en la federación están diciendo que aún estamos en el ojo del huracán, porque nos están haciendo jugar el día sábado (como Morelia y Jaguares). La verdad, dicen que es por reglamento, pero si ya el equipo está salvado, nos debieron haber dejado el día".