Con dedicatoria especial

Daniel Villalva quiere trascender en la presente Liguilla y desea dedicarle cada triunfo, cada gol y alegría, a Lionel, su pequeño; ve viable el triunfo ante Pumas, en CU

Daniel Villalva y su hijo
Daniel Villalva y su hijo (Iván López y Twitter Veracruz)

Ciudad de México

El gol que marcó ante Pumas fue especial para Daniel Villalva. El delantero argentino, quien no ha tenido un certamen como el que él esperaba, alternando entre la titularidad y la suplencia, habló de la dedicatoria del tanto, su tercera anotación en el Apertura 2015. A la distancia de su hogar, El Keko mencionó a Lionel, su pequeño hijo, su motivación en esta Liguilla.

"Tengo lejos a mi hijo, en Argentina, pero para él va todo lo bueno que pueda lograr ahora. El gol es especial y me sirve pensar así, me motiva. Mi familia también está allá con él, pero acá –en México– tengo a mi novia y es ella quien me ayuda en los momentos más complicados", dijo Villalva en zona mixta.

El gol de Villalva fue doblemente especial. Aunque mide un metro y cincuenta y ocho centímetros, Daniel se elevó para ganarle en el salto a Josecarlos Van Rankin y rematar con la cabeza un balón determinante; corría el minuto 6 del duelo frente a Universidad Nacional.

El atacante corrió despavorido instantes después hacia el banquillo escualo, para festejarlo con los suplentes y con Carlos Reinoso, a quien considera fundamental en su día a día.

"El Profe Reinoso siempre nos está motivando a todos, en lo particular siempre me está diciendo en dónde y qué debo de mejorar, cómo debo de ejecutar ciertas jugadas. Es alguien importante, porque trata de sacar lo mejor de mí y eso a uno le da mucha confianza".

Sobre el comportamiento del colectivo de los Tiburones, Villalva aseguró que Pumas dejó ir más de una vez la oportunidad de emparejar el electrónico, por lo que ahora tendrá que doblegarlos, nuevamente, en Ciudad Universitaria; advirtió que la ventaja del gol es importante, pero no definitiva, por lo que serán mesurados en ataque.

"La actuación del equipo fue muy buena, fuimos superiores al equipo rival; ellos tuvieron muchas situaciones para ampliar el marcador, para descontar. Ahora nos toca ir a casa de ellos para consumar el pase. Vamos a tratar de aprovechar la ventaja que tenemos, pensando positivo. Traté de brindarme al máximo para ayudar al equipo".

Y de lo que harán en el Pedregal, para erradicar a la ofensiva más eficaz en la fase previa a la Liguilla, Villalva tiene claro el camino: "Tendremos que estar tranquilos, trabajar con mucha intensidad y salir a dar lo mejor de nosotros en el campo, pese a que sabemos que CU es un campo complicadísimo. El gol me llega en buen momento, porque sé que el torneo que he dado no ha sido el mejor que pudiera brindar. Se espera mucho de mí y espero ayudar en el colectivo para lo que resta de la Liguilla".