Fidel Kuri obedece las reglas

En entrevista con La Afición, el Presidente del Veracruz explicó lo que le pidió la Liga MX para seguir con sus aspiraciones políticas


Fidel Kuri Grajales decantó por la política
Fidel Kuri Grajales decantó por la política (Club Veracruz)

CIUDAD DE MÉXICO

La política y el futbol se han topado de frente últimamente, pero según las normas establecidas en la Liga del balompié mexicano, no pueden caminar de la mano. Fidel Kuri Grajales, quien buscará la candidatura a la diputación federal en Orizaba, tuvo que alejarse del Veracruz y ceder todos los derechos a su hijo para no desobedecer los códigos de ética.

Además, Decio de María Serrano, presidente de la Liga MX, reveló hace unos días que platicó tanto con Kuri como con Cuauhtémoc Blanco, el otro que se enrolará en la política, para hacerles ver las vías a tomar.

"Me separo del puesto en el futbol para servir al pueblo. Soy el aficionado número uno de los Tiburones Rojos”


“Me separo de mi puesto en el futbol para servir al pueblo, pero ahora soy el aicionado número uno de los Tiburones. No quiero interferir en los códigos de ética de la Liga; así que me mantendré apegado al reglamento; pero al igual que los aicionados estaré vigilando que todo camine como debe ser en el club”, dijo Kuri.

 El conjunto escualo ahora estará bajo el mando total de Fidel Kuri Mustieles, quien conoce a fondo la institución, ya que funge como presidente. Eso sí, mencionó que estará al pendiente de los pasos del conjunto que dirige Carlos Reinoso, pues hasta ahora las cosas han marchado bien y quiere que sigan de la misma manera.

Mi hijo, Fidel Kuri Mustieles, quien es el presidente del equipo, tiene el control de la parte deportiva, hemos trabajado apoyados en gente capacitada y con experiencia, que desde que jugábamos en el Ascenso, fueron clave para subir a la Primera División, y gracias a la familia que hemos conformado podemos pensar en grande”.

 Agregó que, “por esa razón me quedo tranquilo sabiendo que se seguirá haciendo el mismo trabajo, yo estaré al pendiente de que se sigan haciendo bien las cosas, y podamos cumplir con los objetivos que nos hemos trazado desde que regresamos a Veracruz, que es darle a la aición un equipo competitivo y protagonista; el equipo se queda en buenas manos”.

"No quiero interferir en los códigos de ética de la Liga. Me mantendré apegado al reglamento”


 Los escualos suman ocho puntos de 12 posibles, situación que tiene satisfecho al ex directivo. Sin embargo, sabe que aún falta un largo camino por recorrer, y que no pueden bajar los brazos, mucho menos confiarse si es que quieren salvarse del descenso

“Hemos tenido un inicio prometedor con Carlos Reinoso, quien cumplió su palabra de conseguir los siete puntos en las primeras tres jornadas, algo que me había prometido; los jugadores han respondido en la cancha jugando bien; eso sí, no podemos bajar la intensidad ni podemos caer en confianzas, la lucha por la salvación es cada día, en cada entrenamiento, en cada jugada y en cada partido”.

Señaló que “la salvación está tan cerca como la queramos ver nosotros; ya que enfocados y concentrados en lo que se está jugando, y sin depender de nadie ni de nada, incluso ni de los arbitrajes que han ocasionado mucha polémica; la permanencia será una consecuencia de nuestro buen paso”.

Kuri Grajales lleva la vocación política con gusto, porque afirmó, le gusta “apoyar al pueblo” desde esa trinchera, por eso, como en 2009, competirá por la diputación federal en Orizaba.

“El paso a la política lo tomé desde antes de involucrarme en el mundo del futbol; la vocación al servicio público ha sido una prioridad para mí, lo hice en 2009 durante mi primera etapa como diputado federal cuando conseguí la aprobación del presupuesto para la construcción de un estadio en Orizaba”, mencionó.

 Además, hizo énfasis en que “ahora nuevamente busco apoyar esa y muchas otras actividades que mejoren la calidad de vida en la zona centro de Veracruz, en el estado mismo, y hacer de este México un país con opciones para la juventud. Esa es una de las razones por las cuales ingresamos al futbol, ahí hemos podido fomentar el amor por el deporte, generar una cultura que aliente a la salud y a la educación; generar un arraigo en donde hemos estado y demostrar que somos gente seria, con valores, con profesionalismo y de mucho trabajo”.