Fidel Kuri, el bombardero de Veracruz

Desde su llegada al equipo de Tiburones Rojos, el político se ha convertido en un directivo que arremete ante cualquier situación

Fidel Kuri Grajales
Fidel Kuri Grajales (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Fidel Kuri Grajales se ha caracterizado por ser un personaje que emite declaraciones controversiales; el dueño de Tiburones Rojos de Veracruz se ha convertido en el bombardero de los del Puerto.

Tras el final del partido ente Pumas en Ciudad Universitaria, Kuri mostró su descontento en contra del árbitro Roberto García Orozco, quien validó el gol a pesar de Fidel Martínez a pesar de un supuesto fuera de lugar del ecuatoriano, y con el que los universitarios avanzaron a la semifinal del Apertura 2015.

"Yo no me voy a dejar, la verdad. En el caso de un servidor que somos dueños del equipo nos pega fuerte, tenemos que buscar la manera porque el arbitraje lo pagamos, entonces imagínense, yo les pago pa'que me partan el queso".

"Ningún hombre culpable resulta absuelto en el tribunal de su propia conciencia".

Pero ésta no es la primera vez que arremete en contra de los jueces centrales; en el Clausura 2014, después del partido ante Morelia, criticó la actuación de Jorge Pérez Durán, donde calificó al silbante de "traumado" y "pobre diablo", teniendo como consecuencia una sanción de 100 mil 935 pesos por parte de la Comisión Disciplinaria.

El ex dueño de la Piedad no solo ha dado de que hablar sobre los árbitros, sino también ha criticado su propio plantel.

En noviembre de 2014, denunció el bajo nivel de la escuadra, donde aseguró que los traía para jugar y no para dar lástima.

"A mí no me gusta perder; tampoco juego futbol, para eso les pago a ellos, pero tengan por seguro que si llego a jugar, daría todo por ser el mejor y aquí muchos se han quedado cortos",

Durante este Apertura 2015, volvió a ser nota después de que en una entrevista para ESPN Radio Fórmula, Fidel enjuició el rendimiento de sus jugadores, asegurando que los jugadores se la pasaban de fiesta.

"No están jugando como deberían. Esas ganas que tenían se han visto muy mermadas y no están dando los resultados que he querido. Han estado de fiesta, les he puesto vigilancia a los jugadores que he detectado."

"Platiqué con ellos y definitivamente pedí hablar con los representantes, porque son jugadores que me pertenecen y tengo que ver la manera de hablar de que se pongan las pilas".