Fidel Kuri dice que aceptaría el castigo que le imponga la FMF

Consideró que fue premeditada la presencia de Codesal en un palco adyacente al suyo

Fidel Kuri Grajales revisó los avances en el CAR
Fidel Kuri Grajales (Cortesía )

VERACRUZ, México

Fidel Kuri Grajales, dueño del Veracruz, dijo estar dispuesto a aceptar el castigo que le imponga la Federación Mexicana de Futbol (FMF) luego del incidente que tuvo con Edgardo Codesal, director del área técnica de los silbantes.

Cerca del final del partido en el que los "escualos" cayeron 1-3 ante León, Kuri Grajales encaró y manoteó en la espalda al ex silbante internacional.

Al respecto, aceptó que le tiene ocupado lo que pueda pasar por esta situación, siempre y cuando en nada afecten al equipo en cualquier aspecto.

"Todo preocupa, debe haber consecuencias, hay que aceptarlas, mientras no se metan con el equipo, no se metan con los aficionados, con los veracruzanos si me tienen que sancionar a mí, que lo hagan", dijo mediante un boletín.

Destacó que sus "acciones de ayer no fueron buenas, definitivamente; ofrezco una disculpa a la afición, a los niños, lo que hice ayer estuvo muy mal, no hay excusa para que yo diga que estuvo bien; sin embargo fue la gota que derramó el vaso, defendí a mi equipo".

"He venido defendiendo los colores del Tiburón, a los Tiburones. Desde el inicio que llegó a Veracruz no nos ha ido muy bien con los árbitros, pero las acciones de ayer no son nada buenas para el fútbol mexicano", agregó.

Sobre la manera en que se dio el altercado, explicó que luego de la expulsión del argentino Daniel Villalva se acercó a Codesal y le dijo "qué bueno que vino señor Codesal, para que vea que el arbitraje sigue mal, no era expulsión la del 'Keko' Villalva".

"Volteó y me dijo 'sí es expulsión lo del 'Keko' Villalva y el árbitro tiene la razón', le dije 'venga, lo invito a que vea en la televisión' no es expulsión, me empieza a ignorar, nos hacemos de palabras y sí me molesté. "Hubo jaloneos, hubo una trifulca, ahí están los videos y ahí están las fotos, y lo que se ve no se juzga, ni para defenderse, ahí están los videos", explicó.

Consideró que fue premeditada la presencia de Codesal en un palco adyacente al suyo, sobre todo tras las críticas que él mismo ha declarado en su contra por sentirse afectado por los silbantes.

"Así lo sentí, honestamente, así lo sentí, me extrañó mucho verlo ayer, cuando en una junta de dueños yo pedí su cabeza, y bienvenido, no debe él como aficionado recibir ese trato, pero ya pasaron las cosas", expuso.