Sufrimiento de primera

Fidel Kuri aceptó lo complicado que es competir con los grandes clubes en el máximo circuito, desde las instalaciones hasta el presupuesto, el cual los obliga a buscar extranjeros, incluso hasta naturalizados

Ciudad de México

Todo era sonrisas y entusiasmo al final del Clausura 2013. La Piedad consiguió el ascenso y desde ese momento, la familia Kuri pensó en un gran proyecto para el máximo circuito, que posteriormente sería para Veracruz, tras el cambio de plaza.

Pero poco a poco se toparon con una realidad ácida, porque un cuadro de máxima categoría requería de una inversión importante, distinta a la que había experimentado con los Reboceros.

Fidel Kuri Mustieles es entusiasta con las metas de su equipo, sonríe al recordar que sin grandes sueños es difícil andar, pero también detalla la travesía, la realidad de un conjunto que no puede derrochar dinero, que ha tenido que naturalizar futbolistas para no pagar tanto en fichajes, que entrena bajo fuertes temperaturas en unas canchas a las que cualquiera puede acceder y en plena carretera, y que, a pesar de todo, sigue luchando por su permanencia.

"La diferencia entre el Ascenso y la Primera es abismal. La nómina de dos jugadores (de Primera), su sueldo, es la nómina completa de un equipo de Ascenso, te hablo de jugadores de otro nivel, sí afecta esto. No es fácil competir con clubes tan grandes como Monterrey, América, Tigres o Pumas. Para que veas lo que le está pasando a Chivas, un club tan grande que esté en la misma situación que nosotros sí te desconcierta, pero te hace entender que la competencia es pareja".

Enseguida, relata que "es difícil competir desde el presupuesto, las contrataciones, el nivel de futbolistas que uno puede tener, una de las opciones es buscar en el extranjero, nacionalizar jugadores".

Fidel es claro cuando detalla los problemas a los que se han enfrentado en este nuevo camino, pero también explica en todo momento que ha valido la pena y que al final, deben ser optimistas y sentirse orgullosos por todo lo que han pasado.

"Si es otro rollo, es abismal la diferencia hablando numéricamente y deportivamente, pero si uno no es dedicado al cien por ciento a esto, y no se le da el valor, no se da, hay que trabajar y tener un objetivo. Buscamos la tercera estrella de los Tiburones, siempre lo he dicho, si uno no busca el campeonato, para qué compites".

INFLARON EL MERCADO

Fidel Kuri se topó con una sorpresa en sus primeros fichajes. Eran cantidades fuertes las que se manejaban, pero afirma que ahora el mercado de fichajes está por las nubes.

"En el mercado la inflación es demasiada, ahorita el que Jorge Vergara haya comprado al Conejito Brizuela en tantos millones de pesos (100); a Benedetto, la compra de Oribe, te obliga a decir si este jugador vale esto, el mío vale tanto, nosotros mismos nos estamos encareciendo, cuando quieres comprar a alguien es casi imposible, más si está en buen momento, cuando antes era la mitad, y me refiero a cuando nosotros ascendimos, no se hablaban de las cantidades de ahorita. Se infla el dólar y el jugador, que aparte te lo venden en dólares, sí es complicado, por eso hay que hacer scouteo fuera de México".

VERGARA SE HA ESFORZADO

Para este Clausura 2015, Veracruz hizo un esfuerzo económico para que su plantel tuviera mayor fuerza. Sin embargo, para nada se acerca a las cantidades estratosféricas que manejan los cuadros de jerarquía, fórmula que tampoco garantiza éxito.

"Es lamentable lo que le pasa al señor Vergara, solo por ser Chivas todo le sale más caro. Todavía que está cuidando mucho al futbolista mexicano, por la ideología que tiene el club, y que respeta eso, mira lo que está pasando. Hay que ver los jugadores que tiene, es una selección nacional, está Reyna, Arce, Salcido, Michel, en realidad tiene una selección en su equipo".

Con un tono frío, el directivo se planteó: "por qué no le funciona (a Chivas), esa es cuestión del cuerpo técnico y que los jugadores se comprometan y hagan su trabajo. Aquí, mientras (Carlos) Reinoso tenga una idea y los jugadores se la crean, entre ellos hagan un buen grupo y se rompan el corazón en la cancha, van a salir adelante".

Explicó que ahora reforzó su equipo de distinta forma, "tuvimos que hacer un esfuerzo mucho mayor para traer jugadores de otro nivel y espero que con eso ya nos podamos olvidar del problema porcentual".

SIN LUJOSAS INSTALACIONES

El directivo está satisfecho con el profesionalismo de sus escualos, pues no cierra los ojos ante los lujos que otros clubes ostentan.

"El mejor equipo que hemos armado lo tenemos ahorita, hay una armonía impresionante, a veces tienen que entrenar 7 de la mañana, 7 de la tarde, con mucho calor, y nadie se queja por falta de instalaciones, porque realmente no tenemos las instalaciones de otros equipos. Somos una gran familia, no es cuerpo técnico, directiva o jugadores, aquí si no se jala del mismo lado, nos vamos abajo; juntos vamos a probar las mieles del éxito".

Kuri espera que Veracruz, como hace un año, mantenga la categoría, y el sueño es lograr una estabilidad como la de otros cuadros que ascendieron y de inmediato lograron olvidarse de la tabla porcentual, como es el caso de Tijuana y León.

"Estamos muy mentalizados en sacar este proyecto adelante, Veracruz se merece un equipo de

Primera División, a fuerza debe haber un equipo acá, Veracruz tiene que ser como antes, al rato vamos a ver un estadio lleno".

Y agrega que "mi papá (Fidel Kuri Grajales) ha hecho un gran esfuerzo para mantener a este equipo. Los más afectados si el equipo desciende, somos nosotros, porque es un trabajo de más de seis años, que iniciamos desde abajo y hemos logrado estar en la Liga MX".