Los Tiburones de Reinoso

Veracruz se mantiene entre los cinco mejores equipos de Liga y basa su desempeño en varios pilares de la plantilla; la ofensiva escuala les ha redituado con dividendos en la clasifi cación

Carlos Reinoso, director técnico de Veracruz.
Carlos Reinoso, director técnico de Veracruz. (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Veracruz ya no es un equipo endeble. El cuadro que dirige Carlos Reinoso es de los protagonistas de la Liga MX, y se mantiene entre los primeros lugares gracias a una sólida defensa, de las menos goleadas, y un ataque que le ha otorgado dividendos, resumidos en la consecución de puntos vitales, incluso para irse olvidando poco a poco de sus problemas porcentuales. Los refuerzos para este semestre también han sido pieza medular en el proyecto que lidera el Maestro y convirtieron en un fortín la cancha del Luis Pirata Fuente.

Por si fuera poco, el conjunto escualo es el único invicto en el Clausura 2015. Los Tiburones suman tres victorias y cuatro empates hasta ahora. Como locales son garantía e incluso exhiben un desempeño ofensivo; en su último encuentro en casa golearon por 3-0 al Toluca de Saturnino Cardozo. Con Reinoso en el banquillo, los del Puerto han encontrado estabilidad en su futbol y líderes en la cancha.

Los escualos han permitido cuatro dianas en lo que va del Clausura 2015


Para el CL15, registraron doce altas y seis bajas. Tienen un plantel remendado, con jugadores que buscan revancha en el máximo circuito o con nula experiencia en esta categoría, pero Reinoso ha sabido aprovechar las bondades y virtudes de una plantilla que lo respalda juego a juego. El Maestro es guía y artífice del presente de los escualos, un presente que los tiene lejos del abismo del descenso e ilusionados por mantenerse en sitios de honor, pensando en pelear por un puesto en la Liguilla.

“El mérito de cómo va este equipo es de los muchachos, de mis jugadores; sin su entrega, su profesionalismo, nada de esto que estamos viviendo sería posible. Todos aportan algo, todos quieren jugar y ganar cada i n de semana. Son tipos excepcionales, jugadores que han trabajado para estar en los primeros lugares”, así dei ne Reinoso a sus Tiburones.

10 TANTOS ha marcado el cuadro que dirige Carlos Reinoso, cuatro de ellos han sido obra de Julio César Furch.


El guardavallas

Surgido de las fuerzas básicas del Pachuca, Melitón Hernández, ha encontrado a sus 32 años la oportunidad que se le negó en el pasado. Convertido en un arquero seguro y que juega bien el balón con los pies, el veterano se ha consagrado como guardián de la portería de los Tiburones. Incluso, algunas de sus actuaciones le han hecho pensar a Miguel Herrera, entrenador nacional, que merece una oportunidad con el Tri. “Está entre los prospectos de jugadores que queremos ver”, comentó el Piojo.

El líder escualo

En su segundo torneo con Veracruz, Leobardo López ya porta el gafete de capitán y no solo es el líder de la zaga, también es el tipo que habla fuerte cuando las cosas no pintan de la mejor manera en la cancha: “Siempre está atento a dar indicaciones a sus compañeros, es muy serio en su trabajo”, comenta Reinoso sobre su central. Ha disputado todos los minutos posibles del torneo y apenas ha recibido una amonestación; combina disciplina con entrega y es solvencia en una zona determinante.

Esfuerzo y recuperación

Dentro del plantel de Reinoso, Édgar Andrade representa la conexión entre el mediocampo y el ataque. El surgido de Cruz Azul ha recobrado la confianza en su futbol y ha mostrado el por por el desempeño colectivo antes de intentar el benei cio propio. Vive un momento de