"Caín Velásquez tomará la pelea que sea", Javier Méndez

El entrenador del ex campéon del peso completo, el mexicano Javier Méndez explicó la nueva lesión de Caín Velásquez, aseguró que esperarán por la pelea del título y aceptarán la decisión del UFC tras abandonar la función de UFC 196.

Javier Méndez
Javier Méndez (Carlos Contreras Legaspi)

San José, California

El camino de regreso al cinturón del peso completo del UFC para Caín Velásquez puede ser muy largo y su equipo sabe que después de haberse tenido que salir de UFC 196 si posición no es buena, sin embargo, no hay nada más importante para él que su salud, así que asumirán los costos.

Javier Méndez, el entrenador mexicano de Velásquez y responsable de AKA, gimnasio donde hoy residen los títulos de las 205 y 185 libras del UFC con Daniel Cormier y Luke Rockhold concedió una entrevista a La Afición y habló del problema en el nervio cíatico del ex monarca del peso completo, luego de que el presidente del UFC, Dana White aseguró que Stipe Miocic será el siguiente retador de Fabricio Werdum.

“Hoy, no sabemos lo que va a pasar, Caín tiene los dolores, y es difícil saber cuando pasó porque no es algo que viene de una noche otra, ha sido una lesión recurrente por años. Por ahora tenemos que asumir lo que diga el UFC, no podemos quejarnos, así es el negocio de las peleas y si él (Dana White) dice que tenemos que noquear a dos o tres tipos tenemos que hacer lo que diga, el es el jefe.
No sé si sea justo, no sé si los fans quieran ver seso, digo yo quisiera ver a Caín volver pelear por el cinturón porque pienso que es el mejor peso completo del mundo,  pero eso es lo que yo quisiera”, expresó.

Werdum y Miocic podrían enfrentarse en Rio de Janeiro para UFC 198.


Muchos fans del UFC están de acuerdo con él, pues a pesar del ascenso de Miocic, Velásquez vs. Werdum 2 es la pelea que puede generar mayor expectativa en el peso completo. Pocos ven al resto del top 10 capaz de vencer a Velásquez.
“Personalmente no creo que estén, yo pienso que es el mejor. Las lesiones pasan, esto no sucedió en una práctica, fue a través de muchas prácticas, por años, era muy seguido que tenía problemas de espalda”, agregó el coach.

Méndez, ex campeón mundial de kickboxing nació en México y tiene una relación muy cercana con Caín y asegura que por el momento no están en posición de pedir rivales o regresar a la Ciudad de México con el público local, y de todas formas, ese no es el estilo de su pupilo, pues, “Caín no pide peleas, yo no hago nada (de la negociación), siempre es su decisión, pero él no va a pedir nada, Caín no hace eso. No tengo libertad para hablar por él, aunque Caín sabe que si pelea en México debe estar al menos un mes antes, pero yo quisiera que fueran seis semanas”.

El coach también dijo que no se arriesgarán con otra preparación corta en caso de volver a la ciudad de México, donde la altitud disminuyó su desempeño.

Caín Velásquez ha tenido que salir de las carteleras de UFC 172, 180 y 196 por lesión.


Ahora, solo resta esperar para ver si se hacen ciertos los rumores de una pelea con Alistair Overeem (que hoy no tiene contrato con UFC) u el ganador de la pelea recién anunciada entre Ben Rothwell y Junior Dos Santos en Croacia.

“Lo que decida el UFC es lo que Caín aceptará pues nunca he visto a Caín negarse a nadie. Así que cualquier cosa que decidan Caín dirá que sí, nunca ha sido sui posición pedir pelear con nadie así que le dirán contra quien y la fecha para que partamos de ver si está sano o no. Esta cirugía salio bien, la incisión en el hueso es lo que tiene que sanar, pero los amigos que lo han visto dicen que está más feliz que nunca, que está caminando más derecho que nunca así que tendremos un ex campeón más sano y motivado buscando su título de regreso”, valoró.

Cancelar una tercera pelea por lesión fue muy complicado, pero necesario, y fue el propio Caín quien informó a White el domingo 22 de enero que no estaría sano para el enfrentamiento del 6 de febrero.

“Caín de llamó después de hablar con Dana, estaba muy triste. Me dijo que la espalda no resistió. Le dijeron iban a inyectar cortisona y tendría seis o siete días antes de poder entrenar fuerte, pero el tiempo que estuvo con dolores entrenamos boxeo y otras cosas, no hicimos sparring pero si manopleábamos a una intensidad bastante decente. En la última semana de sparring entrenamos un sábado y le dije que trabajáramos duro, lo hicimos y todo salió fantástico en el entrenamiento, pero al día siguiente, el domingo y me llamó” confesó Méndez.

Horas antes de que White anunciara en sus redes sociales la salida de Velásquez, Méndez compartió una foto del entrenamiento de la noche del sábado, donde se sintieron al cien por ciento, “Yo pensé que todo estaba excelente, yo hasta le había dejado un mensaje a Dana el sábado en la noche porque un amigo mío. Al día siguiente no tenía ni idea que la pelea se cancelaría y Caín tampoco, pero se levantó con demasiado dolor pero los doctores le dijeron que otra inyección no serviría de nada así que no tenía otra opción que salirse y tendría un daño mucho peor, sin posibilidades de volver a pelear y eso nos pondría en una muy mala posición”.

Velásquez podrá regresar a los entrenamientos entre 3 y 4 semanas mientras que se espera que Werdum y Miocic peleen en Rio de Janeiro en el mes de mayo en UFC 198.