El equipo de Goyito Pérez: Ricky Lundell

El entrenador de lucha y jiujitsu de Erik Pérez, nos habló sobre su desarrollo dentro del UFC. Luego de trabajar con estrellas como Frank Mir, Miesha Tate, Joe Lauzon, Carlos Condit o Travis Browne ve en el mexicano a un futuro aspirante al titulo de la división gallo

Ricky Lundell, la mente detrás del Goyito Pérez (Carlos Contreras Legaspi)

Las Vegas, Nevada

Goyito Pérez regresa al octágono este 7 de junio ante Bryan Caraway, el peleador más experimentado que ha enfrentado dentro del UFC. 

Para el regiomontano no se trata de una pelea más, el compromiso es más grande ahora que la promotora ha contratado a más mexicanos como, Frank Treviño, Juan Puig y Akbarh Arreola pero ya cuenta con un equipo consilidado, pensando en pelear por el título de la división gallo.

Ricky Lundell es uno de los cerebros detrás de su nuevo estilo, el estadunidense recibió a La Afición en la academia Bishop-Gorman de Las Vegas, una preparatoria privada con instalaciones que muchas universidades envidiarían. Ahí trabaja con un equipo de adolescentes y recibe la visita de los profesionales del UFC.

Uno de los más destacados es el ex campeón del peso completo Frank Mir, quien lo llevó a Albuquerque, al campamento de Greg Jackson, dónde conoció a Goyito y de inmediato se integró a su equipo de trabajo junto al coach tamaulipeco Mike Valle.

Lundell fue campeón mundial de Grappling y Pancrasio

Valle se encarga del golpeo de Pérez mientras que Lundell busca llevar al regiomontano a una nueva dimensión, pues a sus 28 años es uno de los entrenadores más particulares dentro de las artes marciales mixtas. Tiene cinta negra de jiu jitsu, otorgada por Pedro Sauer (a los 19 años) y experiencia como luchador universitario en Iowa State, capacidades que mezcla para hacer la estrategia perfecta ante cada rival.

Desde que se incorporó al equipo del 'Goyito Power', ha mejorado en su trabajo sobre la lona, sin embargo sufrió un descalabro en agosto pasado ante el japonés Takeya Muzugaki, para luego reponerse dando una exhibición dominante ante Edwin Figueroa en la función del XX aniversario del UFC en Las Vegas.

A los 15 años terminó la preparatoria y a los 18 se graduó de la universidad

Ahora, está ante la oportunidad de afianzarse en el Top 10 del peso gallo y aprovechar los movimientos que se presentarán después de la derrota del campeón Renan Barao para apresurar su oportunidad por el cetro. Pero antes tiene que vencer a Bryan Caraway, a quien Ricky conoce bien, pues fue su co-entrenador en la temporada de The Ultimate Fighter, cuando ambos acompañaron a Miesha Tate.