‘Goyito’ quiere pelear en Dallas

El evento en la Ciudad de México ha quedado descartado por la operación de Caín Velásquez; ahora, Erik Pérez busca una pelea en UFC 171 el 15 de marzo, en Dallas, y Brian Caraway podría ser el rival

Ciudad de México

Tras la confirmación de la operación de Caín Velásquez en el hombro, los planes de la UFC para hacer un evento en México han quedado prácticamente enterrados en el 2014, lo más cercano será la función de UFC 171 en Dallas, Texas, el 15 de marzo.

Mike Valle, entrenador de Érik Pérez, el peleador regiomontano de la UFC, confirmó a La Afición que están buscando una contienda en esa fecha, luego del triunfo en el evento  167 de la compañía en noviembre.

“Sería lo más adecuado que pusieran a ‘Goyo’ con Carlos (Condit) y con Diego Sánchez, sería bueno para nosotros con tres peleadores en la cartelera. ‘Goyo’ tiene familia en Dallas, y para él sería muy bueno”, expresó Valle, quien irá con el equipo de Greg Jackson para hacer esquina a Condit ante Tyron Woodley, y a Sánchez en contra de Miles Jury.

Entre la baraja de rivales se encontraban Alex Cáceres y Bryan Caraway, pero el primero ya tiene un combate asignado ante Sergio Pettis el 25 de enero, en Chicago. Ese mismo combate fue ofrecido al campamento de Pérez, pero el tiempo de preparación era muy corto.

Para el coach de striking, el camino al ‘Top 10’ no será sencillo sean quienes sean los rivales de Pérez en 2014: “ya ninguna pelea para ‘Goyo’ va a ser fácil. Cualquier oponente que le llegue a tocar va a ser difícil; con el simple hecho de estar en la UFC es porque tienen algo, pero lo que le viene ahora va a ser más complicado. Caceres hubiera sido interesante porque está alto y tira patadas de giro, frontales y tiene muchos recursos. Bryan Caraway tiene muy buena lucha y mucha experiencia, va a ser interesante si se hace. Si ellos ven a ‘Goyo’ han de pensar lo mismo: pega duro y puede noquear al que sea, y vieron su combate en el suelo está mejorando”.

Valle, originario de Matamoros, Tamaulipas, radica en Albuquerque donde, además de Érik, se ha convertido en entrenador de otros de los mejores peleadores de la UFC y tiene varios campamentos en curso.

“Estoy trabajando con Carlos Condit, Travis Browne y me voy con él para Las Vegas el martes para la pelea con Josh Barnett en 168, y ahora de regreso con Isaac Vallie-Flag, luego a trabajar con Cowboy Cerrone para ir a Chicago”, comentó.

En cuanto a los rivales para sus combatientes en la función de 171, sabe que los harán trabajar duro. “Woodley va a ser totalmente diferente para Condit; en el primer round es muy peligroso, tiene buena lucha y, aparte todo ese poder, tenemos que pasar por los mejores si Carlos quiere ser campeón, y bueno, ya sabemos el estilo de pelea de Diego, una y otra vez ha dado combates así (como el de Gilbert Meléndez), queremos que cambie cosas, que pelee intenso pero más técnico; su golpeo estaba abierto, estamos buscando un ataque más por el centro, pero con su agresividad, su lucha y su corazón va a ser una buena pelea”.

Finalmente, el coach adelantó que Brandon Moreno, de Entram Valetodo en Tijuana, es el primer mexicano que se incorpora a la segunda etapa del programa de desarrollo en Jackson’s MMA y todavía faltan otros dos connacionales y dos ecuatorianos.