Acabó el invicto

Cynthia Calvillo perdió por decisión unánime ante la ex campeona de la división paja Carla Esparza. Ahora queda con marca de 6-1 en apenas 14 meses como profesional

Carla Esparza y Cynthia Calvillo en UFC 219
Carla Esparza y Cynthia Calvillo en UFC 219 (Reuters)

LAS VEGAS, NEVADA

Se terminó la buena racha de Cynthia Calvillo dentro del UFC, pues los jueces le dieron la decisión unánime a Carla Esparza dentro de la cartelera estelar de UFC 219.

Calvillo comenzó midiendo la distancia de Esparza, que avanzaba con buen cabeceo y cuidándose de los puños de la hija de mexicanos. Fue la ex campeona de The Ultimate Fighter la primera en conseguir el dominio en el sueño y ahí intentó una barra de brazo de la que su oponente logró salir.

Luego de varios minutos de intercambio en el suelo Cynthia logró tomar la espalda de ‘Cookie Monster’ para cerrar el round en medio de los aplausos de la gente en la Arena T Mobile, pero no hubo finalización.

Carla encontró premios a su paciencia y alcanzó con la mano derecha a Calvillo en más de una ocasión. Lastimó la nariz y provocó que se ocupara de tocarse constantemente mientras buscaba derribarla.

A pesar de sus 30 años, la mexicoestadunidense tiene apenas 14 meses como profesional y llegó a esta pelea como sembrada número seis de la división paja gracias a sus tres victorias desde su debut en el mes de marzo.

Ese segundo episodio transcurrió de pie en su mayoría, con pocos sobresaltos y sin ninguna certeza para ambas en lo que podrían ofrecer las tarjetas de los jueces, así para el tercero ambas tenían que buscar la victoria claramente.

Esparza fue más agresiva en sus ataques, pero se encontró constantemente con el jab en el intercambio. La izquierda de Calvillo hizo mayor daño ante los intentos de la ex campeona de la división, que consiguió un derribo en medio de la lona sin poder sacar provecho.

Los últimos 10 segundos volvieron a emocionar a los asistentes cuando ambas se enfrascaron en un intercambio sin escatimar hasta que las detuvo la campana.

La decisión a favor de Esparza fue difícil de digerir para la integrante del equipo Alpha Male, quien salió del octágono gritando “yo gané esta pelea” y tuvo que ser contenida por su entrenador Justin Buchholz mientras caminaba de regreso a los vestidores.