Bryan Caraway confía en su experiencia

El rival de Erik Pérez para su sexta pelea dentro del UFC asegura que sus 37 combates de MMA serán la diferencia ante el mexicano, que fungirá como local en Albuquerque


Bryan Caraway enfrentará a Goyito Pérez (Carlos Contreras Legaspi)

Las Vegas, Nevada

El 7 de junio Erik “Goyito” Pérez recibirá a Bryan Caraway, un rival con el que lo han emparejado desde el año pasado y finalmente se verán las caras, pero será en casa, en Albuquerque, Nuevo México, ciudad donde radica y entrena en el gimnasio de Greg Jackson.

Caraway le supera en la experiencia pero dentro del equipo del regiomontano se encuentra Ricky Lundell, coach de lucha y jiujitsu que trabajó con Bryan y compartieron la grabación del reality show The Ultimate Fighter donde su pareja, la peleadora Miesha Tate fue entrenadora ante Ronda Rousey.

Lundell también estuvo en la esquina de Tate para el combate ante Rousey pero ahora ha decidido trabajar con el mexicano, en la que su tercera pelea junto al tamaulipeco Mike Valle y Jackson dentro de su esquina.

El veterano de la WEC en las 135 libras habló con La Afición sobre su oponente y el tema del entrenador, “No pensaría que su coach conoce mi plan de juego, he peleado durante mucho tiempo, tengo 37 peleas de mma y puedo tener muchos planes diferentes, me puedo levantar y pelear con los mejores del mundo y puedo luchar y hacer grappling con los mejores del mundo. No creo que nadie conozca el plan excepto yo y los entrenadores con los que trabajaré en este campamento”, explicó.

Pérez, está cerca del Top Ten de su división y este es el triunfo que podría abrirle las puertas a un combate más grande pero su rival dice conocerlo y espera una buena pelea para el público, “a Goyito le gusta pararse y golpear, es un buen striker, así que buscaré explotar mi lucha y mi grappling para bajarlo y lastimarlo, nunca sabes que va a pasar es lo emocionante. Lo que puedo asegurar que será una pelea emocionante, mucho intercambio. Mucho golpeo, verán una pelea de artes marciales mixtas, no verán una pelea de kickboxing ni de lucha, verán una pelea de artes marciales mixtas, todo tipo de pelea, golpeo, de pie, grappling lo van a ver todo, será emocionante”.

Esta será la primera vez que Goyito pueda hacer todo su campamento en casa desde que entro al UFC, una ventaja que convierte a Caraway en visitante, sin embargo, considera que su experiencia lo sacará a flote, “Se que seré el villano en Albuquerque, entrena con el famoso Greg Jackson, espero algunos abucheos, pero así pasa. Algunas veces eres el favorito de la gente, otras no, pero mi experiencia en casi todas las grandes promotoras de Norteamérica me dará la experiencia para ganar la pelea”, agregó.

Caraway y Tate visitaron México para promocionar la pelea ante Rousey en el 2013 y a pesar del buen sabor de boca que se llevó de los mexicanos, está agradecido de pelear en Estados Unidos, pues venir a enfrentar a Goyo en la ciudad de México en noviembre hubiera representado un desgaste diferente, con la comida y adaptación al país.