Dodger Montaño, la última prueba antes del UFC

El peleador capitalino enfrenta el próximo sábado a Santana-Sol Martínez en Colorado, en la que será su última pelea dentro del programa de desarrollo en el campamento de Greg Jackson, el siguiente paso es un contrato con el UFC

Augusto "Dodger" Montaño
Augusto "Dodger" Montaño (Carlos Contreras Legaspi)

Ciudad de México

Los aficionados de las artes marciales mixtas en México piden a uno de los ídolos locales para la primera función del UFC en México. Salvador Augusto 'Dodger' Montaño se ganó ese respeto en las promotoras nacionales y está en víspera de su última pelea dentro del programa de desarrollo en Albuquerque, Nuevo México.

El próximo sábado, el peleador capitalino enfrentará en Colorado al local Santana-Sol Martínez, quien tiene una marca negativa de 5 ganadas y 13 perdidas dentro de la jaula, representando su última prueba antes del posible contrato con UFC, que ha cubierto su entrenamiento durante el último año en el gimnasio de Greg Jackson. Será además, la primera vez que enfrente a la báscula en la división welter de las 170 libras.

'Dodger' habló en exclusiva con La Afición sobre la transición del peso medio y el nuevo regimen, "La verdad me siento muy bien, muy rápido, el tener que bajar me ha presionado a trabajar el cardiovascular y ha sido una ganancia, me siento más rápido, con mucho aire,  estoy fuerte y mi físico lo demuestra y mi ánimo esta en frecuencia alta”, contó en entrevista.

Montaño no pudo ser considerado para The Ultimate Fighter por ser varias divisiones mayor a las elegidas para el reality show


Muy cerca del peso, a poco más de una semana del enfrentamiento ya se encuentra abajo de 180 libras por primera vez en muchos años, “Tuvimos que hacer cambios en mi hábito alimenticio, la dieta hace al atleta, siempre me preocupo por este aspecto pero hubo que hacer cambios que con base en mi experiencia y los consejos de mi entrenador Antonio Díaz y Djatmiko Waluyo logramos armar un programa que me llevara al peso deseado, en las mejores condiciones”.

El combate, será el segundo desde su llegada a Albuquerque, pero ahora tendrá la ventaja del alcance, pues con 1.90 metros será uno de los welter más altos de la división, “Esa era la premisa que me llevo a aceptar, de bajarme a las 170, con esta altura y mi ventaja de distancia y peso vamos a tratar de hacer la gran diferencia y de llegar más allá.”, agregó.

El fenómeno del apoyo en las redes, con mensajes al presidente del UFC, Dana White, de aficionados que quieren verlo en noviembre dentro de la primera función de la ciudad de México, para él representa un premio al esfuerzo de toda su carrera, "Este es un trabajo que no viene desde el programa, desde la perspectiva de mi equipo siempre es llegar hasta donde nadie creía, así que estamos haciendo lo que teníamos pensado. La gente en las redes confirma nuestra expectativa, no es solo lo que mi entrenador y yo pensamos. Mi trabajo me apoya para este nuevo ciclo que estamos por empezar y el siguiente escalón al que vamos a subir”, agregó sobre la posibilidad de firmar finalmente un contrato en UFC.

A sus 29 años se encuentra en el momento perfecto para debutar en Méxco dentro de UFC 180, además de todo lo trabajado bajo el mando de Raul Senk en el gimnasio Bonebreakers del Distrito Federal, ha pulido todas sus herramientas junto a peleadores como Carlos Condit, Jon Jones, Travis Browne, Clay Guida, 'Cowboy' Cerrone, Leonard García y Goyito Pérez, entre otros, durante los últimos 12 meses.

"Aquí no se concentran solo en un aspecto de la pelea, la lucha ha sido una de las cosas que tenia que mejorar, está avanzando, en el piso he crecido muy sólido, toda mi pelea esta mejor. Vamos a ver una mejor versión del Dodger", agregó.

En su pirmer combate como parte del equipo Jackson's MMA, retratado en el documental "Un sueño americano", fue sorprendido por Jason Clayton, quien lo conectó en el primer episodio y luego tuvo la posibilidad de hacerle una sumisión por mataleón, sin embargo, supo salir del problema y mostrar su poder hasta provocar una rendición por golpes.

Ese escaño, hizo posible su crecimiento y la idea de no subestimar al que está en frente, "con la experiencia generada en todo este año y con la pelea pasada, aprendimos que no hay que confiarse, él tiene mucha experiencia, que va a usar en mi contra. Pero yo también tengo mucha experiencia y mucho mas que ganar que él. Se que tengo que hacer las cosas bien para echarle todo a perder y vamos a ir con todo desde la mentalidad hasta la técnica"

Montaño regresará a México en la segunda semana de Junio para arreglar sus papeles migratorios y con la mira puesta en volver a un nuevo campamento en Jackson's MMA, pero la decisión de verlo pelear en la Arena Ciudad de México depende solamente de Joe Silva (matchmaker) y los ejecutivos de UFC.