UFC en México: Bonebreakers

Raúl Senk y su equipo son una de las escuelas más emblemáticas de las artes marciales mixtas en México. El trabajo de años y su sistema de combate les ha abierto las puertas del UFC con figuras como 'Dodger' Montaño, Daniel Salas y Perry Montaño, que pronto estarán en el octágono. 

UFC en México: Bonebreakers (Carlos Contreras Legaspi)

Ciudad de México

Pocos campamentos de artes marciales mixtas alrededor del mundo, tienen una identidad tan clara como la que Raúl Senk le ha dado a los Bonebreakers en la ciudad de México. 

Originario del barrio de Las Minas en Iztapalapa, ha establecido un sistema de combate que ha logrado campeonatos en todas las promociones locales y ha llevado a peleadores como Salvador Augusto 'Dodger' Montaño hasta el máximo nivel, el UFC.

Senk busca crear una comunidad, donde los peleadores mexicanos puedan entrenar en su tierra, sin tener que salir al extranjero para poder estar al mismo nivel que los exponentes brasileños o estadunidenses del octágono.

Hablamos con el ex peleador y ahora entrenador capitalino sobre sus orígenes, sobre la cultura punk que corre por sus venas y los retos de crecer en una ciudad como el Distrito Federal, que los ayudaron a desarrollar un carácter para no rendirse y seguir buscando sus proopios objetivos.

Además de Montaño, Juan Puig y Fito Rubio, también se hicieron peleadores en Bonebreakers antes de su debut en el UFC; pero también Daniel Salas, miembro del primer programa de desarrollo del UFC en Albuquerque; Erik 'Perry' Montaño, parte del segundo programa en Florida y la promesa mexicana Carlos 'Lobo' Rivera, ellos nos cuentan la historia de una de las escuelas precursoras del deporte en México.