Jessica Aguilar revive el sueño

La veracruzana fue la primera mexicana en debutar dentro del UFC en 2015, pero las lesiones alargaron su regreso hasta este sábado en UFC 211 ante Cortney Casey

Jessica Aguilar
Jessica Aguilar (Carlos Contreras Legaspi)

Dallas, Texas

UFC 211 contará con muchas historias de mexicanos, pero pocos van a sonreír tanto como Jessica Aguilar cuando enfrente a Cortney Casey en Dallas.

La originaria de Poza Rica, Veracruz fue la primera mexicana en subir al octágono. Llegaba, además, como la campeona de las 115 libras en WSOF y en una pelea dura, cayó ante Claudia Gadelha por decisión en agosto de 2015; desde entonces no pudo pelear por una lesión en la rodilla, que la alejo del sueño de pelear por el título del UFC, la razón por la que firmó con la promotora.

Su sueño es pelear un día en México, pero hacerlo en Dallas, cerca de la tierra donde creció cuando su familia se mudó a Texas siendo una niña es lo más cercano, “Me siento muy bien, fueron 15 meses fuera, este campamento fue el más difícil de mi carrera porque tuve el ligamento de la rodilla roto, pero estoy enfocada y lista para el sábado. Aquí estoy muy contenta de estar en Texas, va a venir mi hermano y amigos que me vana estar apoyando aquí”, dijo en entrevista con La Afición.

Para JAG, pionera del MMA femenil y nacional, es un orgullo regresar a la actividad del UFC y que desde que ella lo hizo hayan debutado tres peleadoras más con los colores de México, Alexa Grasso e Irene Aldana, de Guadalajara, y Cynthia Calvillo, nacida en Estados Unidos de padres nayaritas.

“Me da mucho gusto verlas triunfando y creciendo en este deporte, cuando comencé yo era la única mexicana, en México hablaba de artes marciales mixtas y nadie entendía”, agregó.

El largo periodo de ausencia la obliga a demostrar de nuevo que merece estar entre las mejores cinco de su división, así que sabe que solo una victoria ante Casey le sirve en su carrera, “Es una chava joven que le gusta pelear, eso me gusta a mí, pero yo tengo la experiencia y soy mejor en todos lados”, valoró Aguilar, quien siempre busca tener una acritud positiva y “sonreír” ante los retos.