Conor McGregor a defender el título pluma

Nate Diaz derrotó al irlandés en el evento estelar de UFC 196 y retrasó los planes del irlandés, quien buscaba tener los cetros de las 145 y 155 libras del UFC al mismo tiempo 


Conor McGregor
Conor McGregor (Carlos Contreras Legaspi)

LAS VEGAS, Nevada

Nate Diaz sometió por mataleón a Conor McGregor en el evento estelar de UFC 196 y aunque el irlandés era favorito 5 a 1, el triunfador dijo con una enorme sonrisa “yo no estoy sorprendido cabrones”, en la entrevista del octágono.

El combate, que puede ser el número uno en ventas de pago por evento en la historia del UFC cuando los números sean oficiales se celebró en las 170 libras, 25 más que la división pluma, donde McGregor es campeón y así aprendió que la desventaja en alcance resistencia de Diaz fue superior.

Conor lo conectó con sus golpes más poderosos, los mismos que habían mandado a dormir a Chad Mendes y José Aldo en peleas por el título, pero esta vez, el hombre más grande no pudo ser noqueado. Al contrario, fue creciendo y obligó a su oponente a intentar un derribo que fue fue el primer paso a su perdición.

“Creo que soy superior boxeador, superior en el jijitusu y superior en las artes marciales mixtas y tengo a los mejores compañeros de entrenamiento. De hecho o único que me sorprendió es que me pegara del todo, porque de haber tenido un campamento completo esto no hubiera pasado, así que no estoy sorprendido con el triunfo”, explicó Nate sobre su declaración tras el triunfo por la vía del mataleón en el segundo round.

Nate Diaz rompió una racha de 15 victorias de Conor McGregor, las últimas seis dentro del UFC

Este resultado le da un salto a Diaz para buscar el título ligero ante Rafael Dos Anjos, quien tuvo que salir de esta cartelera por lesión, pero el brasileño ya lo derrotó de manera convincente y para Conor, se aleja por mucho la posibilidad de hacer historia y tener ambos cinturones al mismo tiempo.

“Es un trago muy amargo. Tome la oportunidad y fallé. No usé mi energía de forma eficiente. Conecté buenos golpes pero Nate los tomó bien. Me quito el sombrero por él, peleo muy bien se mantuvo ahí trabajando con mi mano izquierda y mis paradas giratorias y se trató de su energía contra la mía”, explicó en conferencia posterior.

Sin embargo, para el “Notorious” no hay motivos para estar avergonzado tras su primer revés dentro del UFC, “Este es el juego que jugamos. Ganas unas y pierdes otras, pero yo nunca correré a un reto, tuve muchas oportunidades y esto pudo salir bien”.

Con una cara larga, aunque mostrando mucho menor castigo que el del rostro de Diaz, McGregor reconoció que lo mejor es defender su cinturón, y le gustaría hacerlo ante Frankie Edgar, pues dice estar cansado de las excusas de José Aldo, quien al final de UFC 196 se burló en redes sociales y lo retó a una revancha en UFC 200.

“No entiendo a los que celebran la derrota de otro hombre, pero al final de cuentas sigo siendo el campeón de las 145 libras y creo que tengo que regresar a defenderlo. Aunque no me olvido de las 155 libras ni de las 170 libras”, respondió.

A pesar de la derrota, se espera que McGregor sea uno de los estelares en UFC 200 programada para el próximo 9 de julio en la nueva arena T-Mobile de Las Vegas.