Silva, listo para regresar

Anderson volvió a demostrar que es el peleador más carismático del UFC, con gran apoyo en Las Vegas para su combate ante Nick Díaz, su rival en la función 183

Las Vegas, Nevada

Anderson Silva no necesita el cinturón de las 185 libras para arrastrar a miles de aficionados y, después de casi trece mese fuera del octágono, sintió el apoyo de los brasileños en el pesaje para UFC 183, en el MGM Grand de Las Vegas.

"La araña" se recuperó milagrosamente de una fractura de tibia y peroné que sufrió en UFC 168 ante Chris Weidman. Ahora se verá las caras con Nick Díaz, una de las figuras más antagónicas en la historia de las artes marciales mixtas que subirá a la división media para esta "súper pelea", donde ese especulaba que el legendario sudamericano se enfrentaría al canadiense Georges St. Pierre, en su retorno a la promotora.

Anderson se presentó con 186 libras ante la báscula, mientras que el ex campeón welter de Strikeforce lució bien en esta nueva faceta con 185. Con el apoyo en la tribuna se volvió a notar el gran apoyo que tiene Silva, pero fue Miesha Tate quien se quedó con una de las ovaciones más grandes de la noche.

La clasificada número dos de la división gallo femenil enfrentará a Sarah McMann y llegó al pesaje con una bandera del número 12 y una playera de los Halcones Marinos de Seattle, equipo al que apoya, pues radica en el estado de Washington.

Kelvin Gastelum, de sangre mexicana y estadunidense, coestelar de la velada ante Tyron Woodley, perderá el 30 por ciento de su bolsa tras fallar por 10 libras la división welter, y en la división mosca John Lineker fue sancionado de la misma forma al pesar 130 libras para su pelea ante Ian McCall.

Las primeras peleas de este sábado arrancarán a las 17:30 horas, tiempo de centro de México.