Kelvin Gastelum, con problemas en la báscula

El peleador nacido en California batalló con la división de welter, tras presentarse al pesaje con nueve libras arriba del límite; sin embargo, sí enfrentará a Tyron Woodley

Las Vegas, Nevada

Parece que las dificultades con el peso serán una constante en la carrera de Kelvin Gastelum, pues el peleador, hijo de sonorenses, subió a la báscula para UFC 183 en 180 libras, nueve más que el límites de la división welter para peleas que no son de campeonato; sin embargo, peleará este sábado ante Tyron Woodley.

El nacido en San José, California, y ganador de la temporada 17 de The Ultimate Fighter, ya tuvo problemas para dar el peso en dos ocasiones en el 2014: primero en Dallas, en UFC 171, en marzo, donde en el segundo intento lo consiguió; después, en junio, en San Antonio, cuando no dio el peso ante Nico Musoke.

Luego, Gastelum se vio mucho mejor físicamente para la pelea de México en UFC 180, donde derrotó a Jake Ellenberger, pero poco más de dos meses después de ese combate volvió a sufrir con su peso.

Aparentemente Kelvin tuvo problemas de salud desde principios de semana, por una fiebre, y tuvo que suspender el corte desde el miércoles; el viernes por la mañana fue llevado al hospital, pero tras una revisión de los médicos de la comisión de Nevada se le permitió pasar a la báscula.

Visiblemente desmejorado, Kelvin pesó 180 libras, mientras que Woodley subió en 170.5, y su equipo aceptó el enfrentamiento, pero el californiano perderá el 30 por ciento de su bolsa.