El regreso de Travis Browne

La derrota ante Fabricio Werdum en Orlando le impidió cumplir una de sus metas, pelear por el cinturón del peso completo en México, pero el nuevo “Hapa” quiere volver a la contienda tras UFC 181


Travis Browne
Travis Browne (Carlos Contreras Legaspi)

Ciudad de México

Travis Browne aterrorizó al peso completo con la racha de nocauts que estableció en el 2013, pero una fractura ante Fabricio Werdum lo alejó de la disputa del cinturón, lugar al que pretende regresar después de UFC 181.

“No voy a pedir a nadie si gano, quiero hacer una buena pelea y volver a colocarme en posición de una oportunidad”, expresó el originario de Hawai en entrevista con La Afición.

En 2013, Browne noqueó a Josh Barnett, Alistair Overeem y Gabriel Gonzaga 

El obstáculo en la gran cartelera de UFC 181 en Las Vegas será Brendan Schaub, un peleador experimenado del octágono, pero Browne espera mostrar las mejorías desde que se recuperó de la fractura y el cambio de campamento a California, donde ahora entrena bajo las órdenes de Edmond Tarverdyan, coach de la campeona del peso gallo femenil, Ronda Rousey.

Para Browne este ha sido un gran campamento y está listo para los ataques de Schaub, “pude comenzar a golpear desde julio, los doctores hicieron un gran trabajo y he tenido una gran recuperación y adaptación en el nuevo campamento. Creo que a ser una pelea como las que la gente quiere ver de mi”. Agregó.

Browne dejó este año Albuquerque, Nuevo México, ciudad donde entrenaba en Jackson’s MMA, gimnasio donde incorporó a su equipo de trabajo al mexicano Mike Valle e hizo una buena amistad con peleadores que tuvieron triunfos en UFC 180,  como Yair ‘Pantera’ Rodríguez, Henry Briones, Gabriel ‘Moggly’ Benítez, Augusto ‘Dodger’ Montaño o Alejandro ‘Diablito’ Pérez.

“Me sentí muy orgulloso de verlos ahí, la relación con todos fue muy buena cuando estuvimos en Albuquerque, de no ser por esta programación de las peleas me hubiera encantado estar ahí, no solo para pelear sino para apoyarlos a todos”, relató Browne, quien soñaba con estar en la primera cartelera de México, pues de haber derrotado a Werdum en abril, la oportunidad de disputar el título hubiera sido suya.

Antes de llegar al UFC, peleó en México, en funciones en Tijuana y Puerto Escondido

En cuanto a saber si levanta la mano para una revancha en caso de que Caín Velásquez no se recupere a tiempo, en junio de 2015 respondió, “claro que sí, es un tremendo competidor y me gustaría regresar a la ruta del título con una pelea ante Werdum”.

Hoy la vida de ‘Hapa’ cambio de rumbo, con un nuevo campamento y haciendo lo que considera necesario para seguir ganando peleas, pero contrario a lo que muchos piensan, no ha perdido el enfoque por haberse mudado a California,  “Todo el mundo piensa que es fácil distraerse estando en Los Ángeles, pero no es así, de hecho me siento muy enfocado, en Albuquerque teníamos la posibilidad de ir a las montañas, a acampar y hacer muchas cosas en los exteriores, eso es algo que se extraña mucho”, finalizó.