Yair Rodríguez, ante su futuro

Es hora de elegir bien los oponentes para pensar en el título del peso pluma a corto plazo, pero ¿Qué camino debe tomar ‘Pantera’? Charles Oliveira, Doo Ho Choi y hasta BJ Penn están en la baraja.


Yair Rodríguez
Yair Rodríguez (Carlos Contreras Legaspi)

Ciudad de México

El año próximo será el más importante en la carrera de Yair ‘Pantera’ Rodríguez, el egresado más brillante de The Ultimate Figther Latinoamérica y probablemente el peleador nacido y desarrollado en México más cercano a disputar un cetro del UFC.

En días pasados, su equipo logró una reestructura de contrato con la promotora tras negociar con el matchmaker Sean Shelby y ambas partes esperan que el chihuahuense pueda estar en la cartelera de UFC 207 en Las Vegas el 30 de diciembre.

Rodríguez viene de estelarizar su primer Fight Night el 6 de agosto en Salt Lake City, Utah, donde venció Aléx Cáceres, pero es una cara conocida en los pagos por evento, pues tiene victorias en UFC 180, 188, 192 y 197 sin conocer la derrota dentro del octágono, pero ¿Qué escenarios podría enfrentar en su siguiente pelea?

  • Los más cercanos: Bermudez y Oliveira

Yair se coloca actualmente en el puesto 11 del ranking de la división pluma, arriba de él se encuentra Brian Ortega en el 10, Dennis Bermudez en el 9 y Charles Oliveira en el 8.

Ortega está fuera por lesión en el hombro y será difícil que lo veamos en acción durante el primer semestre de 2017, Bermudez y Oliveira son buenas pruebas para seguir ascendiendo; en el choque de estilos su equipo prefiere al brasileño para una pelea vistosa.

Pero más allá del top 7 se encuentra con una serie de dificultades. Jeremy Stephens ya tiene pelea con Frankie Edgar en UFC 205, Anthony Pettis (6) y Cub Swanson (5) han sido sus compañeros de entrenamiento, así que además de una buena relación personal, conocen bien sus herramientas.

Max Holloway, Ricardo Lamas y José Aldo deben estar en sus planes de 2017, pero no de forma inmediata, sin probarse ante algún top 10.

  • Los prospectos: Choi y Bektic

El ascenso instantáneo del mexicano de 24 años ha venido acompañado de otros dos miembros del Top 15, ambos mayores que él solo por un año y con marca invicta dentro del UFC.

El coreano Doo Ho Choi es una máquina de noquear rivales. Tiene una técnica depurada con las manos y ha mandado a dormir en el primer round a Juan ‘Fenix’ Puig, Sam Sicilia y Thiago Tavares en sus tres peleas de UFC. Ese enfrentamiento no le daría mucho en cuestión de rankings, pero si una gran popularidad ante los fans, que piden a gritos el emparejamiento entre los dos más espectaculares de las 145 libras.

Mirsad Bektic, de Bosnia Herzegovina es otra opción, viene de someter a Russel Doane en UFC 204 y ya son 5 victorias en la promotora, las mismas que Yair. Tiene un juego muy completo y entrena en el respetado American Top Team de Florida, al igual que Choi, está detrás de él en el ranking, pero será cuestión de tiempo para que se vean las caras.

  • La pelea del dinero: BJ Penn

La leyenda de las artes marciales mixtas lleva varios meses tratando de salir del retiro y regresar al octágono, pero sus constantes problemas, lo han dejado fuera de las carteleras de UFC 197, UFC 199, donde violó las reglas de hidratación de USADA y UFC Manila, evento que fue cancelado por su lesión en la costilla.

Penn dejó plantado a Ricardo Lamas, que difícilmente lo esperará, el cubano-mexicano sabe que se mantiene cerca de una pelea por el título y tiene muy poco que ganar con Penn en ese sentido.

El entorno de ‘Pantera’ no ve con malos ojos una oportunidad así, a pesar de que Greg Jackson (miembro de su esquina) recibió en su gimnasio a BJ para esté intento de retorno, en realidad no hay relación cercana, vive en Chicago desde hace dos años y sería el nombre más grande en la carrera del nacido en Hidalgo del Parral. Si Penn se parece un poco al que peleo con Frankie Edgar en julio de 2015, no tendría ninguna posibilidad ante la velocidad y versatilidad de Rodríguez, que si bien, no ganaría en ranking, luciría en la cartelera estelar de cualquier pago por evento.