La noche del 'Goyito'

Erick Pérez volvió a ganar luego de dos años sin una victoria dentro del UFC y lo hizo frente a su gente, en el primer evento del UFC en Monterrey.


MONTERREY

Erick ‘Goyito’ Pérez no podía estar más emocionado, esta semana significaba mucho en su carrera y no defraudó a la gente de  UFC Monterrey con su combate.

Pérez Ruvalcaba ganó dentro del octágono por primera vez desde noviembre del 2013 y se sacudió una inactividad de 18 meses ante un rival peligros como demostró ser el francés Taylor Lapilus.

Originario de Guadalupe, Nuevo León, fue el peleador más ovacionado de la noche en la primera visita de la promotora a Monterrey y se encontró con una pelea muy complicada, de la que supo salir adelante.

El último triunfo de Pérez había sido en UFC 167 ante Edwin Figueroa, en noviembre de 2013

La guardia zurda de Lapilus fue el primer obstáculo y en el combate arriba sintió el poder de su cruzado de izquierda, sin embargo fue creciendo conforme pasaban los minutos. En su esquina, apareció por primera vez el entrenador en jefe de Alliance MMA en San Diego, Erick del Fierro, acompañado del coach de boxeo Miguel Reyes y apoyados por Raúl Arvizu del Entram Gym de Tijuana.

‘Goyo’ comenzó a pelear de forma inteligente, tomarse tiempo para avanzar, combinar patadas y volados con los intentos de derribo, que en el tercer round fueron más claros y para las tarjetas de los jueces resultó ganador de los últimos dos asaltos. La decisión fue unánime

El cierre, con el público entregado a él y lanzando golpes desde la monta sobre el francés, fue uno de los momentos más emotivos de la noche, seguido de su discurso tras la victoria, que tuvo que interrumpir antes de que le salieran las lágrimas y ahora tiene marca de 5-2 desde su debut en el 2012 dentro del UFC.