Conor McGregor: ¿Más grande que Mayweather?

Tras liquidar en 13 segundos a José Aldo y convertirse en el campeón pluma del UFC, aseguró que quiere llegar a las cifras que Floyd y Manny Pacquiao impusieron en mayo de este año; ante los incrédulos, recordó que apenas tiene 27 años y ellos lo hicieron hasta los 40


Conor McGregor, campeón pluma del UFC
Conor McGregor, campeón pluma del UFC (Carlos Contreras Legaspi)

Las Vegas, Nevada

Noquear en 13 segundos al más grande peleador en la historia de la división pluma pudo hacer explotar al Conor McGregor, que todos conocemos, aquel que exagera, que lleva todo a niveles de risa con su autoconfianza.

Pero luego de la breve exhibición, donde la bastó con un gancho de izquierda, directo a la mandíbula, para mandar a dormir a José Aldo en la arena del MGM Grand, McGregor entendió entonces que ya no puede ser el bufón, que ahora es el rey del octágono y tiene que comportarse como tal.

Su festejo fue emotivo pero mesurado, se acercó al brasileño para consolarlo en su primera derrota desde el 2005 y en los minutos consecuentes comenzó a asimilar lo que estaba pasando, ya no es el campeón interino, es el único.

El irlandés tuvo una conferencia de prensa a solas pues Aldo decidió no salir y el grupo de ganadores de la cartelera estelar habían hablado minutos antes. Con un traje rojo a cuadros y su inmenso reloj de oro, subió al podio para compartir las cifras que había hecho públicas el vicepresidente de relaciones públicas del UFC, Dave Scholler.

McGregor rompió por un segundo el récord de Ronda Rousey, cuando noqueó a Cat Zingano en 14 segundos, para la pelea por el título más corta en la historia del UFC.

“Tuvimos una entrada de 10.1 millones de dólares y creo que Dave Scholler lo dijo antes, la tendencia del pago por evento puede superar las mayores ventas de toda la historia”, expresó mofándose del presidente de UFC, Dana White.

Conor había dicho antes que al generar tanto dinero para la promotora, él no se sentía empleado, como el resto de los peleadores, sino un socio de negocios.

Pero estaba tranquilo, sin sobresaltos soltó su verdadera meta, llegar a los números de Floydmayweather en el boxeo, “¿Cuánto ganaron Mayweather y Pacquiao?”, a lo que Kevin Iole, reportero de Yahoo Sports especializado en boxeo respondió, “72 millones de dólares en la entrada y 4 millones de pagos por evento”.

Pero las cifras, inalcanzables hoy por las artes marciales mixtas no lo espantan, “Esa es mi meta, a los 27 años de edad tengo todo ese camino por delante, ellos (Mayweather y Pacquiao) lo hicieron a los 40. Me encantan los números y estoy aquí para romperlos”, respondió con una sonrisa.

La taquilla es la segunda mejor en la historia, solo detrás de UFC 129, evento estelarizado por Georges St. Pierre ante Jake Shields y el propio José Aldo ante Mark Hominick con 12 millones de dólares, pero los 16,156 fans que llenaron el MGM Grand Garden Arena la noche del sábado, son la entrada más grande en el recintopara una función de UFC.

Para que el Pago Por Evento, resulte el más vendido de toda la historia, tendría que superar los 1.6 millones de dólares de UFC 100, cuando Brock Lesnar peleó con Frank Mir por el tírulo del peso completo y el propio St. Pierre estaba en la estelar para defender su cinturón welter ante el brasileño Thiago Alves; las cifras de UFC 194 podrían hacerse públicas esta semana.

La meta de Conor, sobre todo tomando en cuenta que el propio Mayweather vendió menos de 600 mil pagos por evento para su pelea de “despedida” el 12 de septiembre ante Andre Berto, pero hoy, es hora de reconocer lo que el propio McGregor dice: “Si puedes visualizarlo, puedes hacerlo, pero no debes espantarte en el camino con tus propias capacidades”, a final de cuentas, esta semana aseguró que iba a noquear a Aldo en un contragolpe cuando tratara de alcanzarlo con su derecha, y así fue.