Todos se volvieron locos

UFC tuvo una de las conferencias de prensa más accidentadas de su historia para presentar los eventos del verano, Michael Chiesa, Kevin Lee, Amanda Nunes, Valentina Schevchenko, Jon Jones y Daniel Cormier tuvieron varios conatos de bronca.

Dallas, Texas

Las cosas han cambiado en el UFC, Conor McGregor no es el único que se excede en sus comentarios y la conferencia de prensa “Summer Kickoff” resultó mucho más complicada de lo que la promotora había planeado.

Jon Jones y Daniel Cormier abrieron las hostilidades en el backstage, ‘Bones’ lo confesó en sus primeras respuestas y Cormier lo confirmó, discutieron durante minutos sobre la validez del cinturón que disputarán en Anaheim en UFC 214 y dejaron claro que se odian.

Esta vez no llegaron a los golpes por que el equipo de seguridad estuvo pendiente de ellos todo el tiempo y no pudo lograrse ni el careo, para evitar otro episodio bochornoso.

Pero ellos no serían los únicos, un irreconocible Michael Chiesa entró el cólera cuando Kevin Lee, su rival en Oklahoma el 24 de Junio le dijo, “ el es estelar gracias a mí, después volverá a las preliminares, se que hasta su mamá pidió boletos”, a lo que respondió “nunca hables de mi madre” y se lanzó sobre él.

Lee lo recibió con un derechazo y ambos fueron expulsados de la conferencia hasta el careo, donde ambos se hicieron señas obscenas.

Amanda Nunes y Valekntina Schevchenko no se quedaron atrás, serán parte de UFC 213 el 7 de Julio y ya comenzaron con el intercambio, pues la campeona de origen brasileño respondió con un golpe a un leve contacto de la naturalizada peruana, que la está retando por el título de las 135 libras.