Ronda Rousey, no siempre es tan ruda

Aunque es la mujer más temida del UFC, Ronda Rousey también tiene un lado débil, durante una entrevista para Milenio Televisión nos mostró que también puede sonrojarse y meter en aprietos con un beso al campeón del peso semicompleto Jon Jones.

Ronda Rousey (Carlos Contreras Legaspi)

Las Vegas, Nevada

Durante el evento de presentación del calendario 2015 del UFC, 'The Time Is Now' pudimos hablar con algunos de los campeones y contendientes que estelarizarán las funciones de los próximos meses, entre ellos, la monarca de las 135 libras femeniles, Ronda Rousey, que se mostró con buen humor.

En plena entrevista con La Afición Rousey se metió en un juego de palabras diciendo que "Si ella le pedía algo a Dana eran citas (fechas) " refiriendose a los momentos del año en los que le gustaría pelear. Pero al escucharla, Dana White se acercó detrás de nuestra cámara y la hizo sonrojar al grado que tuvo que parar la entrevista,

Luego, se vengó de Jon Jones, quien en algún momento la interrumpió en una intervención con medios entró a cuadro y le dio un beso en la mejilla al campeón del peso semi completo, quien disfrutó el momento.