Fénix, mentalizado en el triunfo

Juan Puig, nacido en Puebla quiere mantener la racha de triunfos de los mexicanos en UFC cuando enfrente a Doo Ho Choi en Austin, Texas, este sábado. En la cartelera estelarizada por Cub Swanson y Frankie Edgar también paleará el tijuanense Akbarh Arreola ante Yves Edwards

Juan Puig entrenando en la Ciudad de México
Juan Puig entrenando en la Ciudad de México (Carlos Contreras Legaspi)

Ciudad de México

UFC 180 fue un gran evento para los mexicanos y una semana más después Juan 'Fénix' Puig regresa al octágono en Austin. Ésta será la segunda pelea del nacido en Izúcar de Matamoros, Puebla dentro de la promotora, pero su debut dentro de las 145 libras, la que el propio peleador reconoce como "natural".

El rival, el peligroso coreano Doo Ho Choi, que es uno de los prospectos asiáticos más esperados de los últimos años dentro dl UFC, con peligrosas condiciones y buena quijada, pero la mayoría de sus peleas fueron en Japón, peleando en cuadrilátero, no en jaula y es una de las ventajas que siente el mexicano. 

"Cambia mucho, desde que el sale de su lugar para pelear en otra liga, va a ser jaula y no cuadrilátero. Si la pelea en un momento se va a piso va a ser muy dificil para él. Es un peleador nato pero tenemos las condiciones para vencerlo", dijo Puig en entrevista para La Afición.

Choi viene de una racha de cinco triunfos por KO en Asia, pero a pesar de haber firmado ha un año con el UFC, o había podido debutar por lesiones, pero eso o significa que venga fuera de ritmo, "Influye, pero no creo que haya dejado de trabajar. Creo que viene bastante técnico. Vamos a darle presión, si viene bravo es bueno para el espectáculo", agregó 'Fénix'.

Radicado en el DF, Juan Manuel fue apoyo importante para sus compañeros mexicanos del gimnasio AKA de San José, California, como 'Moggly' Benítez, 'Diablito' Pérez y 'Psycho' Beltrán, a quienes ayudó durante la semana previa UFC 180 y ahora los dos últimos estarán en su esquina junto a Djatmiko Waluyo, quien también realizó el viaje con él a Las Vegas para su debut en International Fight Week.

Este evento tiene menor presión de los medios de comunicación y su pelea será la primera de la noche, además, ha superado los famosos nervios del primer combate dentro del octágono,"Todavía no lo alcanzo a aceptar, en la pelea pasada por la misma presión no pude hacer la recuperación. Etaba muy enfermo pero ya en el octágono estaba como niño en feria. DFedspúes de tantos años de ver el UFC con mis amigos y pensar que ahí iba a ester un día y verme en las pantallas y sentir que mis amigos me estaban viendo y apoyando", explicó.

'Fenix' ha pasado por muchos cambios desde hace dos años a la fecha, dejó México siendo un peleador de 170 libras, entrenó por seis meses en Albuquerque, Nuevo México como parte del programa de desarrollo del UFC en Jackson´s MMA y bajó a las 155 libras, donde ganó dos peleas en Brasil antes de mudarse al gimnasio de Caín Velásquez para prepararse.

Aunque reveló a La Afición sus intenciones de bajar a las 145 libras, antes de su primera derrota en el octágono, tras la pelea con Adriano Matins lo hizo ofical y ahora se siente cómodo, sin pensar en la presión de una segunda caída, "No me ha pasado por la cabeza la derrota, yo quiero ganar y voy a decretarlo con mi pensamiento, pensar en la victoria"

En la misma cartelera del UFC en Austin, Texas también estará el tijuanense Akbarh Arreola, quien también va por su segunda pelea y el evento estelar es uno de los más esperados en la división pluma, Cub Swanson vs Frankie Edgar, , "No me la quiero perder, mi pelea es la primera y quiero disfrutar de ese tiro, que va a estar bien chido. Los dos me parecen personas asombrosas y como todos los buenos peleadores que he conocido son muy humildes", finalizó Puig, quien compartió gimnasio con Swanson en Albuquerque y luego pudo conocer a Edgar, quien estelarizó también en su primera experiencia dentro del UFC ante BJ Penn.