Jones da positivo por esteroides

El monarca del peso semicompleto podría perder el título y ser suspendido hasta cuatro años tras el proceso de apelación


Jon Jones, campeón semipesado de la UFC, suspendido por dopaje
Jon Jones, campeón semipesado de la UFC, suspendido por dopaje (AP)

LAS VEGAS, NEVADA

De nueva cuenta, Jon Jones ha dado positivo en una prueba de dopaje, esta vez para su combate contra Daniel Cormier en UFC 214, donde recuperó el cetro de las 205 libras. Tras este resultado, enfrentará una suspensión. Si al cumplirse los plazos legales a los que está sujeto el UFC su apelación no procede, su victoria ante Cormier en UFC 214 se convertiría en un "No Contest" por lo que perdería el cinturón.

El UFC fue notificado el día de hoy sobre el informe que la USADA (Agencia de Antidopaje de los Estados Unidos) informó a Jon Jones sobre una “posible violación de la política antidopaje derivada de una muestra de la competencia recogida después de su pesaje”, informó la promotora, además de especificar que el caso sigue en desarrollo.

En abril del 2015, ‘Bones’ estuvo involucrado en un accidente automovilístico por pasarse una luz roja, ocasionando un choque con otros dos autos, donde una mujer embarazada quedó herida. Jones abandonó el lugar a pie, dejando a los otros conductores lesionados. Más tarde, en el auto se encontró marihuana y papeles con su nombre. El UFC le retiró el título luego de esto.

Jones dio positivo en julio del 2016 por dos sustancias prohibidas antes de su enfrentamiento con Cormier programado para UFC 200, cartelera de la que fue retirado luego de los resultados de la prueba de antidopaje. Más tarde ese año, se anunció su suspensión de un año.

Al ser su segunda falta al protocolo de USADA en un lapso de 12 meses, ésta vez se expone a una suspensión de hasta cuatro años fuera del octágono.