Dominick Cruz: 'El regreso del rey'

El ex campeón del peso gallo del UFC habló con La Afición sobre su pelea con TJ Dillashaw, su nuevo compañero mexicano Erick 'Goyito' Pérez y el compromiso de tener el cinturón

Entrevista con Dominick Cruz (Carlos Contreras Legaspi)

Ciudad de México

La confianza del campeón es algo que no tiene que ver solo con el cinturón, se trata de sentir que tienes mejores capacidades que el resto y Dominick Cruz tiene esa confianza de sobra.

“¿Sabes lo que será aterrorizante?, ver que me fui durante cuatro años y de todas formas voy a terminarlos”, declaró en entrevista con La Afición el ex monarca del peso gallo del UFC.

Dominick es una de las estrellas de Alliance MMA en San Diego, el nuevo gimnasio del mexicano Erik Pérez

Cruz, tiene marca de 20-1 en su carrera y nunca perdió el cinturón de la división en un combate, fueron las lesiones en sus rodillas las que lo alejaron del octágono y provocaron que solo tenga un combate en cuatro años. Pero su calidd lo mantienen como el mejor candidato para retar al monarca TJ Dillashaw, a quien enfrentará el 17 de enero del 2016 por el cetro.

Solo regresó el 27 de septiembre  de 2014 para pelear ante Takeya Mizugaki, al que arrasó en un minuto,“Estoy muy emocionado, me volví a lastimar, pero arreglar esta rodilla pero fue mucho más fácil de arreglar que la otra. TJ no se parece a Mizugaki, tenemos dos esqueletos diferentes, dos tipos con cualidades diferentes pero pensando en esa noche, siempre seré un mejor peleador porque me preparo mejor”, aseguró.

Dillashaw, fue hasta hace algunas semanas compañero de Urijah Faber, el único peleador que ha vencido a ‘The Dominator’, “Son otra historia, Faber no patea, no usa su distancia, no cambia de guardias, no tienes que preocuparte de su golpeo, pero sí de su grappling. Si ves a Dillashaw es peligroso en el suelo, pero no tanto como Faber”.

Anticipa un combate con muchas variantes con el actual campeón, “No puedes ir a una pelea pensando que es unidimensional, es tonto verlo así, en este deporte cuando no usas las armas que están permitidas, tú mismo te estás atrapando. Es como cavar un hoyo con una cuchara, porque hacerlo con una cuchara cuando puedo usarlo con una excavadora. Voy a usar todas mis armas en esa pelea, por eso hace falta estudiarme, así seré con TJ lo voy a dejar preguntándose que pasará, seré mas inteligente que él y por eso voy a ganar”.

Dominick no encuentra rivales en esta división, recuerda que Dillashaw ha perdido dos veces y que John Dodson lo noqueó y tiene estudiados a los prospectos como el brasileño Thomas Almeida de quien asegura, “no sabe luchar”.

En los últimos meses, han llegado a su gimnasio, Alliance MMA en San Diego, muchos peleadores mexicanos del UFC en su peso o similares como ‘Goyito’ Pérez, Jose Alberto Quiñónez, Masio Fullen o Henry Briones y reconoce su talento, pero explica:

“Me gustaría poder decir, aquí están sus capacidades y hasta aquí va a llegar. El problema es que su mente puede estar en un parámetro muy diferente al de sus capacidades. Este deporte es demasiado mental, tienes que preocuparte más por su cerebro que por lo que pueden hacer, porque cuando llega la pelea los dos entrenamos tan duro como pudimos, los dos entrenamos con peleadores de elite, los dos estamos en gran forma, a ninguno de los dos nos importa si nos tiran de un golpe, nos vamos a parar, a seguir peleando. Así que el cardio no es la diferencia, no se trata de quien es mas duro, ni las posibilidades físicas, pero lo que puede separarlos su mente”.

Finalmente, Dominick habló sobre el significado del cinturón, que perdió administrativamente por no poder defender en más de dos años

“Gané cuatro cinturones, dos en WEC que nadie cuenta y dos en el UFC, tuve los cinturones y se que solo son algo que sirve para verlo, porque cualquier día te lo va a quitar alguien, el cinturón en sí, no sirve de mucho o casi nada”, compartió.

Desde su punto de vista, ser campeón se trata mucho más del comportamiento y sin mencionar su nombre, criticó casos como el de Jon Jones, quien perdió el cetro por su conducta fuera del octágono, “lo importante es lo que aprendes sobre ti mismo en el proceso de ganar el cinturón, en la pelea y que haces cuando lo tienes.¿Te vas a meter en problemas, chocar con las personas y correr de la policía? O vas a ser un atleta respetado y representar a tu deporte y a tí mismo de manera admirable, todo eso es ser un campeón, no solo es esa noche, no solo esa pelea”, finalizó.