Brandon Moreno, entre campeones

El tijuanense del Entram Gym debuta en la temporada 24 de The Ultimate Fighter en Estados Unidos, donde el premio es una pelea por el título ante el monarca mosca Demetrious Johnson 


Ciudad de México

Este jueves arranca la temporada 24 de The Ultimate Fighter, el reality show deportivo más largo en la historia y que cuenta de nuevo con la presencia de un peleador mexicano, el tijuanense Brandon Moreno.

El programa se transmite a la par de la tercera temporada de TUF Latinoamérica, no participaba un peleador nacional desde hace 5 años, en cuando Javier Torres formó parte del equipo de Junior Dos Santos, que enfrentaba como coach rival a Brock Lesnar.

Moreno, pupilo del coach Raúl Arvizu en el Entram Gym de Tijuana es campeón de las 125 libras en la promotora WFF de Arizona; tener el cinturón era uno de los requisitos para entrar a esta temporada, donde Joe Benevidez y Henry Cejudo serán los entrenadores. El premio para el ganador será una pelea con el campeón del UFC, Demetrious Johnson

5 peleadores mexicanos han participado en la versión estadunidense de TUF, Efraín Escudero, Tony Ferguson, Akbarh Arreola, Javier Torres y Brandon Moreno.

 “Estoy emocionado, nervioso por la gente, no se lo que vayan a decir del primer capítulo. Fue muy extraño poca gente hablaba español, ahí como podía tenía que comunicarme con los demás”, explicó Moreno, quien mantiene una amistad con Cejudo, último retador de DJ al cetro mosca.

“Me hizo bien tener gente que conocía y hablaba mi idioma y me ayudaba a estar más concentrado. No hay comunicación no hay internet y estaba un poquito deprimido”, agregó el apodado ‘Assasin Baby’, quien tuvo que pasar más de un mes incomunicado de su esposa e hija, “Uno se imagina lo que va a ser, pero en l momento en el que te quitan el celular y te das cuenta de que ya no tienes comunicación para nada ves que es muy diferente a lo que piensas. Este año fue muy ocupado, en enero me fui a entrenar con José Alday, para su campamento en Sonora porque tenía pelea en Japón, fueron dos semanas. Luego me fui con Henry a Arizona tres meses, regresé para acá y estuve dos meses más y me fui para TUF. Mi mente está cansada y no quisiera viajar tanto, pero lo tendré que hacer”, agregó.

Como suele suceder en el programa, la familia también pasa por momentos duros, sobre todo en la incertidumbre de lo que sucede durante la filmación de la peleas, “Si quisiera estar más cerca de mi esposa y mi hija, pero ellas entienden que esto no es nada más por la diversión, es por nuestro futuro”, explicó el peleador.

Acarrea una racha de 8 victorias consecutivas peleando en Estados Unidos, sin embargo, el aprendizaje durante el reallity fue enorme, “Mi nivel ha cambiado tanto y es extraño porque solo fue un mes y medio, pero estás entrenado con campeones, los de TITAN FC, los de RFA, los de Shooto de Brasil y Japón, un montón de campeones, rozándome con lo mejor de este deporte en las 125 ibras y mejoré demasiado”, valoró.

Después de participar en el programa de desarrollo del UFC, y ayudar a Cejudo para preparar la pelea por el título siente solo le falta debutar dentro de la promotora, pues “Es un poco frustrante, pero espero que dios me de la bendición de poder subir al octágono este año”.

Moreno dejó de pelear en México hace cuatro años y su nombre es poco conocido en las carteleras locales, pues no tiene mucha competencia real en 125 libras, pero asegura que lo reconocerán después del programa, “Van a ver a otro mexicano probándose con lo mejor del mundo, y van a ver que somos capaces de lograr tantas cosas. La técnica a nivel México ha mejorado y verán que podemos sobresalir en este deporte a nivel mundial. Muchas personas dudan de que si soy mexicano, yo nací en Tijuana, estudie en escuela pública, comía papitas con chile y todo eso. Voy a pelear con el corazón como un mexicano”, finalizó.