Volvió el Caín de siempre

Velásquez dominó a Travis Browne en un round como en sus mejores días, se vio bien con las manos y hasta mostró nuevas patadas en su repertorio. Está listo para volver a pelear por el título


Caín Velázquez vs. Travis Browne
Caín Velázquez vs. Travis Browne (AFP)

LAS VEGAS, Nevada

Esta vez la espera rindió frutos para Caín Velásquez, luego de 13 mese de inactividad, el ex campeón del peso completo se vio ligero y renovado al noquear a Travis Browne en UFC 200.

Velásquez se apegó a su estilo, con la desventaja de tamaño y alcance tuvo que llevarse varios golpes de Travis antes de entrar en su guardia, pero empezó a ser efectivo con el jab y combinando el volado de derecha para ponerlo contra la reja.

El boxeo sucio comenzaba a demoler al oponente y combinaba con patadas a la cabeza hasta que lo llevó a la lona con una derecha, seguido del castigo con el ground and pound. Se vio ligero y recuperadod e la operación de la espalda que le realizaron a principios de año, tanto que hasta conectó patadas giratorias a la cabeza de un rival 20 centímetros más alto que él.

Restando menos de un minuto, comenzó el camino hacia el final, después de una serie de golpes, alcanzó al ‘Hapa’ con un volado que lo llevó de nuevo al suelo y abrió la puerta para la finalización.

El mexicano fue constante con sus puños y codos, trató de tomar la espalda hasta que segundos después, el réferi detuvo la pelea.

Fue el regreso esperado para Velásquez, con el guión que el mismo hubiera escrito, sin una sola complicación y levantando las ovaciones más sonadas de la noche. Es, una vez más, el mejor candidato a pelar por el título de los completos una vez que Stipe Miocic defienda ante Alistar Overeem en Septiembre.