Miesha Tate tendrá que esperar a Ronda Rousey

Tras vencer a Holly Holm, la única opción es defender el cinturón ante Ronda Rousey,  como lo asegura el presidente del UFC, Dana White


Nate Díaz y la nueva campeona Miesha Tate
Nate Díaz y la nueva campeona Miesha Tate (Carlos Contreras Legaspi)

LAS VEGAS, Nevada

Hace cuatro años Miesha Tate perdió el cinturón de Styrikeforce ante Ronda Rousey y desde ahí se ha vuelto una de las rivalidades más duras de las artes marciales mixtas, que tendrá un tercer episodio este año.

Tate le quitó el título del peso gallo femenil a Holly Holm en UFC  196 al someterla en la última parte del quinto round con un mataleón que la desmayó por unos cuantos segundos para ser la tercera campeona en la historia de la categoría dentro del UFC.

Tras el triunfo, aseguró, “Mi trabajo es estara lista para quien me pongan, la responsabilidad de escoger quien será mi rival es del UFC, yo no tengo opción”.

Sin embargo, para el presidente de la promotora, todo está muy claro, “creo que Miesha tendrá que pelear con Ronda por el título. Así era desde antes de que pelearan, sabíamos que la ganadora tendría que pelear con Rousey”, dijo en la versión estadunidense de SportsCenter.

En las palabras del ejecutivo, Rousey no estaba siguiendo la cartelera, “Ronda no estaba viendo la pelea, me mando un mensaje preguntándome que había pasado y le dije ‘Miesha la dejó inconsciente’ , así que me respondió: ‘Creo que tengo que ponerme a trabajar’, y así será”.

Edmond Tarverdyan, entrenador de Rousey si se encontraba en el MGM Grand Garden Arena para ver a las posibles oponentes de su peleadora.