McGregor, "Imitar al 'Chapo' fue solo una broma"

El campeón del peso pluma del UFC, Conor McGregor explicó que portar la camisa similar a la de Joaquín Gumán Loera en su entrevista con Sean Penn y asegurar que quería hablar español como él fueron parte de una broma que se le ocurrió cuando estaba de compras en una tienda de Rodeo Drive, en Los Ángeles. 

Las Vegas, Nevada

Conor McGregor parece no conocer límites en sus declaraciones, pero de vez en cuando puede recobrar sentido en sus palabras y asegura que fue solo “una broma” imitar al narcotraficante Joaquín “Chapo” Guzmán en la conferencia de prensa donde se anunció el combate ante Rafael Dos Anjos.

Aquella tarde, Conor portó una camisa similar a la del “Chapo” en la foto publicada por la revista Rolling Stone para validar la entrevista que realizó Sean Penn al entonces prófugo. El peleador irlandés incluso habló un español muy descompuesto y trató de meter a Dos Anjos al juego dándole la mano para replicar la foto, pero el campeón del peso ligero se negó.

La tarde de este miércoles, McGregor dio más detalles sobre la idea a pregunta expresa de La Afición,  “Fui a escoger un traje para la conferencia en una tienda en Rodeo Drive, te tratan muy bien si tienes dinero, no me imagino como será si no lo tienes. Pero fui de compras con mis amigos y mi entrenador, ví esa camisa que me recordó a “El chapo” y la compré, fui un día antes de la conferencia y en realidad fue algo solo para divertirnos”, relató el campeón del peso pluma, quien se presentó con una hora de retraso a los entrenamientos públicos de UFC 196 en uno de los teatros del MGM Grand de Las Vegas.

El rival de McGregor ya no será Dos Anjos por una lesión, así que estará enfrentando a Nate Diaz, quien tomó la pelea con menos de 15 días de anticipación, pero tendrán que hacerlo en 170 libras, muy lejos de las 145 donde es monarca o las 155 donde retaría al brasileño.

“Nate se estaba quejando demasiado, no quería en 155, luego dijeron 160 y aceptó, pero un día mas tarde vino a decir que 165, me desesperé y dije, ‘avísenle a ese cabrón que será en 170’ y así quedamos en los 170”, explicó McGregor durante la comparecencia con medios de comunicación.

Como siempre, se aventuró a decir que la pelea terminará pronto en su favor, pero no quiere que sean 13 segundos como cuando noqueo a José Aldo en UFC 194, pues “de verdad quiero que sea larga para que le pueda mostrar a la gente la mejoría en mi juego porque se acabó muy rápido, pero Nate va a sentir un nuevo nivel de precisión, de poder y de pelea heterodoxa, de verdad deseio que pueda con eso pero no lo hará”, agregó.

La salida de Dos Anjos le imposibilitará ser el primer campeón activo en dos divisiones al mismo tiempo en la historia del UFC, pero trata de no darle importancia a eso ni al hecho de que Jon Jones, quien tiene más de un año sin pelear sea el mejor del ranking libra por libra, “Yo soy el uno, dos tres y hasta el nueve y tal vez Jon (Jones) o Mighty Mouse (Demetrious Johnson) pueden ser el 10, así es como yo lo veo”, valoró el ‘Notorious’, quien encabeza la cartelera de este sábado en Las Vegas, por encima de la campeona Holly Holm.