Kelvin Gastelum sigue su aprendizaje rumbo al título

El mexicano-estadounidense tendrá un importante combate el próximo sábado, cuando se mida a Tyron Woodley en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas


Kelvin Gastélum
Kelvin Gastélum (Santiago Chaparro)

Ciudad de México

El peleador mexicano-estadounidense Kelvin Gastelum conoció las artes marciales mixtas cuando tenía 16 años, han pasado siete y confía que este 2015 será el de su consagración dentro de Ultimate Fighting Championship (UFC).

Con récord profesional de 10 victorias y todavía sin conocer las derrotas, Gastelum tendrá un compromiso importante este sábado, cuando enfrente a Tyron Woodley en UFC 183 en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, función que estelarizarán el brasileño Anderson Silva y el estadounidense Nick Díaz.

"Tenía 16 años cuando me invitaron a un gimnasio de artes marciales mixtas y desde entonces comencé a ir", ahí inició su carrera, dijo el hijo de inmigrantes mexicanos, nacido en California, en entrevista con Notimex.

Recordó que el basquetbol y futbol eran los deportes que practicaba cuando era niño, pero "nunca fui bueno", y cuando conoció las artes marciales mixtas "me fui a luchar y desde ese entonces no paraba".

Su debut como profesional fue a finales de 2010 en Mexicali, México, cuando venció a José Sánchez, "me acuerdo que casi le rompía el oído con el codo, fue una buena experiencia".

En 2013, cuando se enteró del reality "The Ultimate Fighter" no dudó en postularse para participar y fue aceptado, edición 17 del torneo en el cual compitió sin presión, "me gustó mucho, era algo nuevo, una nueva experiencia, estaba disfrutando el momento".

La final fue contra Uriah Hall, a quien derrotó por decisión dividida para entrar de lleno a la empresa UFC, confiado en sus capacidades para competir a este nivel, algo que ha demostrado en cada pelea.

"Estos dos años con UFC no hay ningún día que no aprenda algo de la pelea, del negocio, siempre aprendes, he estado creciendo como peleador y aprendiendo. Es difícil pero lo disfruto, el sacrificio vale la pena cuando me levantan la mano en el octágono", manifestó.

Comentó que una de sus peleas más complicadas fue ante Rick Story, quien lo mandó a la lona, "fue la primera vez que me han tirado, me pude recuperar bien, fue una guerra, nunca había estado en una pelea tan cerrada, pude ganar la decisión".

Este sábado en Las Vegas le espera otro duro combate contra Woodley, quien es "fuerte y rápido, un gran atleta, pero tengo más herramientas. Espero terminar la pelea en el primer round si fuera por mí, no se puede a veces, pero espero ganar y que sepan que voy en serio en mi carrera rumbo al título".

Gastelum, orgulloso de que en sus venas corre sangre mexicana, tuvo el turno semiestelar el pasado 15 de noviembre en la Arena Ciudad de México, cuando venció en el primer round a Jake Ellenberger, y ya sueña con volver, lo que podría ocurrir este año si la UFC confirma las dos fechas que tiene planeadas en el país.

"Cada vez que voy me reciben bien, como en casa, me siento orgulloso de tener raíces mexicanas, es algo bonito; quiero regresar a pelear y ojalá pueda ser por un título allá en México. (Si UFC regresa a México) lo más seguro es que pelee allá este año", concluyó.