José Aldo se va al peso ligero

Tras vencer a Ricardo Lamas por decisión en UFC 169, el brasileño dejaría vacante el título pluma para enfrentar a Anthony Pettis por el cinturón de las 155 libras

José Aldo
José Aldo (FB UFC)

NUEVA JERSEY, Estados Unidos

José Aldo se mantiene como el peleador más dominante de la historia en el peso pluma tras vencer por decisión unánime a Ricardo Lamas en UFC 169. Pero el corte de peso cada vez es más cansado y le cuesta más trabajo que antes finalizar a sus rivales así que el camino está listo para verlo pelear en 155 libras.

La noche del sábado, tras el evento del Prudential Center el brasileño dejó en manos de Dana White, presidente del UFC la decisión, pero esta dispuesto a hacerlo, “me gusta la idea, tenemos que revisar los términos pero es una pelea que quiero hacer”, dijo sobre la posibilidad de enfrentar a Anthony Pettis por el cinturón ligrero.

Aunque Aldo dudo sobre la posibilidad de dejar vacante el título que ha defendido con éxito seis veces, White fue claro en el tema: “Tiene que dejar el título para pelear con Pettis, si pierde puede regresar a la contienda en 145 como retador, si eso es lo que él quiere”.

El 5 de julio parece una buena fecha para el combate Aldo contra Pettis pero hace falta que los doctores le den la luz verde al segundo, pues el pasado mes de noviembre se sometió a una intervención en la rodilla y no está claro cuando volverá a entrenar.

Lamas por su parte cerró bien el combate y demostró una gran resistencia tras el castigo que recibió en la pierna izquiera por parte de Aldo Junior.

“Creo que pasó hoy, puedo soportar mucho el dolor y tengo un corazón muy grande. Soy muy necio y quería ganar, el hubiera tenido que pegarme con un bat de béisbol para lograr que dejara de ir por él”, expresó el peleador de origen cubano y mexicano.

Renan Barao descartó la posibilidad por el momento de subir al peso pluma tras vecer de forma polémica a Urijah Faber, en una pelea que fue detenida erróneamente por el referí Herb Dean.

Faber, que ha perdido peleas por el título gallo ante Dominick Cruz y dos veces frente a Barao fue optimista, “Se que no es momento de pedir una revancha directa, pero no veo esto como el final para mí. Seguiré mejorando y quiero demostrar que merezco otra oportunidad”, declaró.

En su defensa Faber tiene el hecho de que la pelea se paró antes de tiempo y que tomó la pelea con solo un mes de anticipación; sin poder hacer un campamento como lo hubiera deseado.