Hendricks, obsesionado con el cinturón

Johny dejó atrás la pelea con Georges St. Pierre y se enfocó en vencer a Robbie Lawler en UFC 171 para ostentar el título welter que, dice, se merece 

Ciudad de México

La noche del sábado en UFC 171, Johny Hendricks tiene que demostrar que es el campeón del peso welter; a pesar de que la mayoría lo vio vencedor sobre Georges St. Pierre en noviembre del 2013, los jueces le dieron la contienda a la leyenda de este deporte.

Hoy, el canadiense está en un retiro voluntario y le dejó una obsesión a Hendricks: "Sí es diferente no tener el cinturón, la paga es menor, para empezar; el cinturón es una obsesión, cada pelea es para llegar ahí, cada pelea es para poder levantarlo y cuando llegas a él ves qué tienes que hacer para tener uno nuevo. Así ha sido todo mi proceso desde que comencé a pelear", compartió el estadunidense a La Afición durante el día de medios en Dallas.

Hendricks realizó su campamento el último mes en la ciudad junto al mexicoamericano Kelvin Gastelum. "Queríamos tener la mayor cantidad de zurdos en el campamento, Robbie Lawler (su rival) es zurdo, así que aprovechamos su pegada y su estilo de lucha libre", agregó.

La pelea ante Lawler será la estelar, seguida por otra gran contienda en las 170 libras: Carlos Condit enfrentará al espectacular Tyrone Woodley, quien puede llevarlo al suelo para evitar las poderosas patadas del miembro del equipo Jackson's en Albuquerque, donde entrena Erik 'Goyito' Pérez.

"Vamos a tener que mostrar muchos aspectos de las artes marciales mixtas, gran golpeo, gran Jiujitsu, muy buena lucha libre y muchos intercambios, pero no importa lo que suceda, será emocionante", declaró Carlos Condit, quien integró, hace varios meses a su equipo de trabajo, al entrenador mexicano Mike Valle.

Valle, nacido en Matamoros, también estará en la esquina de Diego Sánchez, quien enfrentará a Miles Jury, un duro rival dentro de la división ligera del UFC.

"Nos sentimos bendecidos de tener tanto trabajo, tenemos dos cosas de qué ocuparnos: Miles Jury y Tyrone Woodley, pero trabajamos bien con Diego y Carlos".