Henry Cejudo, "una bomba a punto de explotar"

El medallista de oro en Pekín 2008 no lo pensaría si le ofrecen mañana la pelea por el título del UFC, pero tiene en su mente a Joseph Benavidez para la cartelera de Monterrey el 21 de noviembre. Además coincide con Fabricio Werdum y asegura que Caín Velásquez no es mexicano


Entrevista con Henry Cejudo (Carlos Contreras Legaspi)

Ciudad de México

UFC llegará a Monterrey el 21 de noviembre y al igual que hicieron en las dos funciones de la ciudad de México, buscan peleadores de sangre nacional o nacidos en México para la cartelera. Henry Cejudo, es un candidato a la pelea estelar de esa función y ya tiene en mente un rival.

“Todavía no sé si voy a pelear en Monterrey, la UFC va air a Phoenix. Me gustaría pelear en México o hasta en los dos, yo peleo cuando sea. Una pelea buena para mí sería con José Benavidez (sic), me gustaría una más, luego él y de ahí ir por el título. A lo mejor hasta la estelar con Benavidez en Monterrey”, declaró en entrevista con La Afición.

Para ‘El mensajero’ la exigencia ha sido total desde su llegada a la UFC, pues es el único peleador activo con una medalla de oro olímpica, “Imagínate, mi primer combate en peso mosca fue contra Chris Cariaso que peleó por el título mundial, de volada me pusieron uno difícil porque saben que tengo el nivel atlético, de lucha, de  boxeo. Ellos saben que cuando eres olímpico eres alguien especial”, explicó.

Cejudo es hijo de una mexicana, originaria del Distrito Federal que tuvo que criarlo sola en Estados Unidos, su historia se hizo célebre tras el oro en China, pero también le trajo un conflicto, “para mí hay mucha política, cuando gané las olimpiadas, mucha gente en Estados Unidos, la verdad que no fueron todos, pero supieron que mi mamá no pudo ir a las olimpiadas porque apenas era residente, no era ciudadana de los Estados Unidos, no pudo viajar a Beijing para verme luchar. Le agarré mucho odio a la gente, me decían ‘ese niño no es americano, es mexicano, parece que los Estados Unidos están comprando a los atletas, dándoles dinero para competir’. Para mí esa nunca fue la razón, yo soy americano, pero de ascendencia mexicana”, compartió.

Sin embargo, esas condiciones lo hicieron desarrollarse también fuera del tapete, “eso fue siempre lo que me inspiró, mirar a mi mama que tenia de dos a tres trabajos todos los días. Mucho inmigrante que trabaja aquí por sus familias. Si yo puedo hacer lo que me mi mamá hizo por mí en la lucha, voy a ser campeón mundial”.

Nacido en Los Ángeles, vivió los ataques por su doble nacionalidad, sin embargo comparte la opinión de Fabricio Werdum, el campeón del peso completo, que recalcó que Caín Velásquez no es mexicano, “Werdum tiene razón, si tu pones a Cain en frente de mexicanos que no lo conozcan de volada van a saber que no es de aquí. Yo vengo aquí y mi familia en Tlaltelolco me dice “Gringo”, tengo el honor de ser de ascendencia mexicana, pero viví toda mi vida en Los Estados Unidos, este gobierno me lo dio todo, soy un patriota de Estados Unidos porque creo que tengo lo mejor de los dos mundos”.


No salió contento con su triunfo por decisión en UFC 188 ante Chico Camus, afectado por la altura y una infección estomacal días antes de la pelea, pero sabe que está muy cerca le pelea por el cinturón, “soy como una bomba, es cuestión del tiempo a ver cuando voy a explotar. Es cuestión de ver cuando voy por el título mundial y lo voy a ganar. Yo no me retiro de este deporte hasta que no sea campeón mundial. Cuando lo gane creo que será algo muy grande por México. Por la razón de que yo vivo la vida mexicana, vengo 12 veces al año”, aseguró Cejudo, quien estaría dispuesto a tomar la pelea mañana pero: “Si se lastima Jon Dodson Henry Cejudo le entra aunque me gustaría prepararme más porque no solo quiero ganar el título, quiero dominar quiero que digan que le metí una paliza al campeón.