El nuevo ‘Ninja’ Cannetti

Guido Martin Cannetti recurrió a la ayuda psicológica tras todo el proceso de The Ultimate Fighter y la derrota ante Henry Briones; ahora, hasta se ríe de las críticas que recibe por Internet

Guido Cannetti: No soy un traidor (Carlos Contreras Legaspi)

Río de Janeiro

El argentino Guido Cannetti se convirtió en el villano de los mexicanos en la casa de The Ultimate Fighter Latinoamérica, su temperamento y toda la presión, tras un año en Albuquerque, Nuevo México, hicieron que la experiencia de grabar durante seis semanas en la casa de Las Vegas fuera muy complicado.

Al salir, enfrentó al mexicano Henry Briones, en UFC 180, pelea que perdió, aunque ambos se llevaron los 50 mil dólares por el combate de la noche, pero ni eso fue un consuelo.

Ahora, regresa al octágono en Río de Janeiro de UFC 190, ante el local Hugo Viana, pero asegura que su actitud es diferente, tiene una mentalidad positiva que lo ayuda a sobrellevar los problemas y las críticas.

"Antes sentía una presión muy grande, todas las cosas que me pasaron en mi vida y me dejaron en esa situación. Ahora todo es diferente, todo está saliendo bien, disfrutando este momento; disfrutar UFC y con ganas de pelear y entrenar", expresó en entrevista con La Afición.

Para Guido, esta preparación fue absolutamente opuesta a la que realizó previa a su combate en México; "fue muy diferente, porque estar con la gente que quiero te hace estar un poco más seguro y un poco más fuerte día a día; mentalmente y de corazón, el campamento tan largo (en Albuquerque), yo lo viví diferente, porque era más grande que los chicos. Yo necesitaba volverme a Argentina, no lo pude disfrutar, sentía que ya había aprendido lo que tenía que aprender. Tener a mi hijo, que falleciera mi abuela, en todo ese tiempo, pelear en UFC que era mi sueño, fueron demasiadas cosas".

El sudamericano agregó que no se trató de entrenamiento sino del estado mental en el que se encontraba lo que lo llevó a ser derrotado, por eso buscó ayuda profesional.

"Por más que seas bueno, en la parte mental estaba mal, y después de la pelea de México, que la venía ganando y la perdí yo mismo contra Henry (Briones), decidí tener ayuda psicológica, enfrentar los problemas que tenía; entrené en mi casa, me empecé a sentir mejor, estaba con mi hijo, resolvió eso para sentirme mejor y me fui al equipo donde quería ir, que es el Alpha Male, que es muy caro, pero ganando el bono de la noche, y ahorrando plata, pude pagarlo para esta pelea y estar bien".

Durante la transmisión del programa, el 'Ninja' se ganó la antipatía de muchos seguidores mexicanos, quienes lo agredían en las redes sociales, y eso también lo afectaba, pero ya lo aprendió a manejar.

"Hasta ahora entiendo a la gente de México que me decía cosas por Internet, ahora hasta me rió; cuando estás bien, todo está bien; cuando estas mal, todo está mal".

Para su preparación para esta pelea, ante Viana, trabajó en Sacramento con Cody Garbrandt, el rival de Briones en su segundo combate, hecho que generó polémica, pues el tijuanense y Cannetti tenían una buena relación antes de enfrentarse, pero aseguró que prácticamente no tocó el tema durante su estadía en Alpha Male.

"Siempre fue un equipo que me gustó, siempre los admiré a todos. Mandé un mail pero es mucha plata para nosotros en Argentina. Un brasileño que entrenaba conmigo fue y me dijo que estaba bien, pero muy caro. Cody (Garbrandt) es muy buena persona, me ha corregido mucho, hizo un contacto grande para que pudiera ir ahí; ya había entrenado en mi país un mes, pero tenía que entrenar afuera con gente que te quiere ganar, que te ponga a prueba".

Y agregó: "Casi no hablamos de Henry, él ya había hecho toda la preparación cuando llegué, fue la última semana, yo lo hice para mejorar y estar en el equipo que quería estar. Con Henry tuve una buena relación en Albuquerque, pero después de la pelea en México me borró del Facebook y de todo. Cuando uno te suma vamos juntos, pero si me saca ya está, no importa; escuché que habló mal de mí, pero no pasa nada. Yo no me siento traidor por haberme ido a entrenar con Cody, él me ayudó mucho más a mí que lo que yo hubiera podido ayudarle a él".

Con esta nueva actitud, está disfrutando ser parte de una función tan grande y compartir con los Nogueira, 'Shogun' Rua o Ronda Rousey, peleadores que admiraba antes de llegar.

"Lo principal es que estoy feliz, ahora es mucho muy diferente. Yo veía al 'Teco' y a 'Diablito' que se reían cuando estábamos en la casa, pero yo estaba mal, yo no entendía cómo podían disfrutarlo, y ahora ya puedo; cuando estás bien, todo sale bien", finalizó.