Frank Treviño: lágrimas de felicidad

El mexicano Frank Treviño debutó con un triunfo por decisión unánime en UFC 171 ante Renee Forte, tras la victoria no pudo contener la emoción 


UFC 171: FRANK TREVIÑO GANA EN SU DEBUT (Carlos Contreras Legaspi)

Dallas, Texas

Fue una noche especial para Frank Treviño en el American Airlines Arena de Dallas, su primer combate dentro del UFC cobró la cuota de nervios, pero al final dominó a su oponente, el basileño Renee Forte.

La dedicatoria, a su abuela fallecida hace apaneas unas semanas, “yo dije que no iba a perder por ella y ella me dio el esfuerzo para seguir viniendo pal’ frente”, dijo entre lágrimas el peleador nacido en Reynosa, Tamaulipas.

El triunfo, que llegó por la vía de la decisión unánime, llegó después de un momento e tensión, pues durante el primer episodio fue claramente dominado y llevado al suelo.

Treviño entró al octágono con un Mongkhon, la banda tradicional del Muay Thai

Sin embargo el trabajo de su esquina, con el experimentado peleador Macaco, y su entrenador de Muay Thai Pramajarn Kayan Sitsanthaparn, junto a su compañero Abraham Torres rindió frutos.

“Me pidieron que mantuviera la calma, que me cuidara de sus brazos, que no me frustrara. Que no me dejara que me ahorcara y me cubriera bien el pescuezo, me hice para abajo. No me dejé que me ahorcara, controle sus manos y ya cuando me pude salir y levantarme vi que estaba quebrado el muchacho, que no tenía ánimo para seguir peleando”, compartió Francisco Javier después del combate.

Así compuso la situación, pero reconoce que todavía debe trabajar otras zonas de su entrenamiento para mantenerse un buen tiempo dentro del UFC, “tengo que mejorar en el suelo, soy cinta morada (en jiujitsu) todavía me faltan muchos años para seguir estudiando este deporte”.

El tamaulipeco, radicado en Edimburg, Texas bajó 50 libras para este combate, pero valió la pena, pues la división ligera es la ideal para su 1.77 de estatura, “recuperé unas 22 o 25 libras (después del pesaje), me sentí fenomenal de velocidad, mi control, mi poder, lo pude centrar dos o tres veces, pensé que el iba a tener mas control”. Concluyó.

Treviño se convirtió en el séptimo mexicano en pelear dentro del octágono, después de Efraín Escudero, Edgar García, Alex Soto, Tony Ferguson, Will Campuzano y Erik “Goyito” Pérez.