Caín Velásquez, renovado

El ex campeón del peso completo prepara su regreso en UFC 200 ante Travis Browne, una pelea que tiene en mente desde hace dos años y cambió su entrenamiento para evitar lesiones

Caín Velásquez en el careo con Travis Browne
Caín Velásquez en el carero con Travis Browne (Carlos Contreras Legaspi)

Enviado, Las Vegas

Caín Velásquez se ve más delgado que nunca, más sonriente de lo normal y sobre todo, emocionado por regresar al octágono.

El ex campeón del peso completo se perdió UFC 196 por una operación en la espalda, pero se nota recuperado, este viernes en la conferencia de prensa de UFC 200 hasta se dio el lujo de bromear con Dana White, el presidente del UFC.

"Yo vine a la conferencia pero estaba claro que no iba a responder preguntas, explácales Dana", dijo entre risas.

Minutos antes, habló en exclusiva con La Afición sobre el momento por el que pasa, "Estoy feliz de regresar, ya se con todas las lesiones que tengo que entrenar diferente para la pelea. Para poder estar en ella es un honor estar en UFC 200 y volver a pelear", expresó.

Su rival para UFC 200, la cartelera más grande de la historia de la promotora, será Travis Browne, alguien que espera enfrentar desde 2014, pero perdió ante Fabricio Werdum.

"Con Travis Browne es una peleador muy largo, atlético, se mueve muy bien, tiene buen boxeo y tira buenas patadas. Vimos su nocaut con Alistair Overeem, tiene buena defensa del derribo si quieres tomar la pierna, es peligroso con los codos", agregó.

Velásquez volverá a pasar más de un año inactivo, pues su último combate fue en junio del 2015, donde perdió el cinturón del peso completo, pero ahora, es un alivio no tener que prepararse para un combate de 25 minutos, pues solo será a tres rounds.

"Estamos haciendo sparring tres veces a la semana, para mí cinco rounds con entrenadores diferentes, pero pelear a tres round es mejor porque se que no me voy a cansar mucho", relató el nacido en Salinas,California.

Hijo de mexicanos, Velásquez siempre ha decidido portar la bandera tricolor y dice estar listo para hacerlo una vez más pues la cirugía terminó con el dolor de su espalda, "Siento que mi cuerpo esta bien, entrenar también con la mente", agregó.

Hoy, el equipo AKA ha decido hacer cambios en el entrenamiento, luego de su salida y la lesión de su compañero Daniel Cormier, quien debería defender el cinturón semicompleto este sábado en UFC 197, pero fue reemplazado por Ovince Saint Preux para pelar con Jon Jones.

"Son cosas que pasan mucho, es parte del trabajo de ser peleadores, queremos llegar a la pelea no tener lesiones que nos alejen de pelear. Nos gusta pelear hacerlo en frente de la gente y lo vamos a hacer", explicó.

Finalmente, Caín aseguró que estará pendiente de lo que suceda en Curitiba el 14 de mayo en UFC 198, donde Werdum defenderá el cinturón ante Stipe Miocic.

"Todo puede pasar en esa pelea, Werdum es un peleador completo, tiene todo bueno, buenos golpes, buenas patadas y buen jijutsu, es muy difícil noquearlo o hacer una sumisión. Stipe tiene buen boxeo y buenos takedowns pero creo que Werdum es un pelador más completo", compartió el ex monarca, quien aegura tener intenciones de volver a México en Noviembre, pero primero quiere vener a Browne.

McGregor, hasta UFC 202

Dana White, presidente del UFC tuvo que enfrentar más de una docena de preguntas referentes a Conor McGregor en la conferencia de presentación de UFC 200 pero mantiene su posición, pero el irlandés no regresa a la cartelera.

"No es justo para los otros, que viajaron, desde todo el mundi para estar aquí y el decidió no venir, se que no es una decisión popular pero es la correcta", respondió el directivo.

La promotora ha decidido que el siguiente combate de Conor sea en UFC 202, dependiendo de quien sea el ganador del combate entre Frankie Edgar y José Aldo, así tendría que unificar el cinturón pluma la próxima vez que pise el octágono.