Bryan Barberena está listo para el campeonato

El ‘Bam Bam’ se abre paso a la disputa por un título mundial a puño limpio, y está dispuesto a defender su posición contra quien sea y seguir subiendo 

Bryan Barberena en las instalaciones de Milenio
Bryan Barberena en las instalaciones de Milenio (Eloy Castillo)

Ciudad de México

La victoria por nocaut ante el invicto Sage Northcutt lo puso en el mapa, pero el arrebatarle el cetro a Warlley Alves con una decisión unánime le dio el impulso a su carrera para acercarse peligrosamente a Eddie Álvarez, quien el fin de semana destrozó en un round al brasileño Rafael Dos Anjos y se adueñó del título Ligero del UFC.

Sin fecha aún en el horizonte, Bam Bam Barberena está dispuesto a regresar al octágono tan pronto le sea posible para mantener el ritmo, dar a los fanáticos las peleas que ellos están buscando y de paso crear la atmósfera ideal para disputar el título.

"Mi carrera está creciendo mucho. Pelea por pelea voy creciendo y dando grandes espectáculos, algo que es muy importante para mí. Quiero dar grandes shows para los que van a mis peleas y las ven por televisión. Siento que mis dos últimas peleas me ayudaron demasiado para crecer en mi ranking y espero que mi siguiente encuentro sea contra alguien rankeado, para noquearlo e ir por el título", dijo el peleador que tiene especialidad en jiu-jitsu, durante su visita a La Afición.

¿Cuál es tu opinión del actual campeón?

Lo he seguido desde un principio en el UFC, ha tenido un largo camino. Ha tomado grandes pasos en la dirección correcta. Está probándose ante cualquiera. Fue sorprendente la manera en la que se coronó, pero estoy seguro que si nos enfrentamos ahora sería una gran pelea, pues lo respeto abajo del octágono. Arriba iría sin miedo.

Hablas de no sentir miedo, de querer subir al octágono sin importar una derrota...

Exacto, no me da miedo pelearle a cualquiera. Yo le pelearía al que quiera ponerse enfrente, pues no tengo miedo a perder. Esa es la cosa. Quiero subir ahí y dar mi cien por ciento; dar lo mejor de mí. Eso es lo que realmente me importa. Ganando o perdiendo. Al final del día quiero sentir que no dejé nada, que puse todo ahí. Creo que eso lo aprecia el fanático mucho más que cualquier cosa.

A casi medio año de tu pelea con Northcutt, comienzan las críticas. De hecho, él dice que tuviste suerte con ese nocaut. ¿Así fue?

Es gracioso. Lo escuché y lo leí. Para ser honesto estoy harto de escuchar de él. Tiene que tomar esa derrota como hombre, aprender de ella y seguir adelante. Aprendí de mis errores y seguí. Si él quiere otra oportunidad, puede ganarla de nuevo peleando dos o tres veces. Yo le peleo al que sea.

Con el ritmo que manejas, ¿cuántas peleas consideras que hagan falta para estar frente al campeonato mundial?

La verdad no lo sé exactamente. Para ser honesto creo que es una cuestión más de popularidad que del número de peleas.

El UFC tiene que ver que hay tensión a tu alrededor, que las personas quieren que pelees por el título. No lo sé, pero espero generar toda esa tensión en dos o tres peleas más. Creo que la gente realmente disfruta cómo peleo. No digo que ahora merezca ya el título mundial, pero que me pongan al rival indicado, un rival duro, y les demostraré que estoy listo.

Como peleador latino cambia el panorama, ¿sientes mayor apoyo?

La atmósfera es diferente. En Latinoamérica (el UFC) está ganando muchos fanáticos. Yo siento el apoyo latinoamericano mucho más fuerte, incluso es más fuerte que mis fans en los Estados Unidos.

¿Quién es tu reto en esta división?

Cada pelea y cada peleador tiene un reto, diferente cada uno, pero reto. El mío ahora es seguir mejorando, trabajar muy duro todos los días en el gimnasio. Manejar mi poder de striking, el derribar; mi jiu-jitsu. Mejorar cada día. Si yo voy mejorando día a día será muy difícil que me detengan. Soy un peleador de inicio lento, pero ya que agarro ritmo soy muy bueno con mi golpeo. De alguna manera siento que me subestiman, pero lo tomo como un reto: probarme dónde sea, con cualquier técnica.