La U de G no llegó a la fiesta en el Jalisco

Hace unos meses los aficionados de Leones llenaron el estadio en el partido ante Estudiantes Tecos por el ascenso y de esos en la fecha 5 donde se enfretaron al Atlas, no asistieron ni 500.

El infierno del descenso presiona cada vez más a Leones Negros
En el momento más crítico dejaron a los Leones Negros solos (Mexsport)

Guadalajara

En el momento más crítico dejaron a los Leones Negros solos. Parecen los Tecos, sí cuando se esperaba que la gente de la U de G respondiera al llamado, pasó lo contrario y abandonaron.

A las 18:00 horas, tres antes de que comenzara el partido, las calles aledañas al Jalisco estaban solas, tranquilas, pero fue cuestión que se fuera acercando la hora del duelo para que el caos fuera el dueño de la zona.

Conseguir un cajón de estacionamiento era imposible a menos de que un billete de cien fuera pagado al dueño de la cochera. A las 8:30 era imposible transitar por Fidel Velázquez o Siete Colinas, pero todo era en rojo y negro. No parecía que los Leones fueran a jugar ante el Atlas.
Dos personas por acá, otro par por allá y se perdían entre el universo de los Zorros y la muestra fue a la hora de que los dos equipos salieran a calentar.
El abucheo al Gansito Hernández fue tan sonoro y abrumador como sí estuvieran jugando en el Volcán o en Torreón, parecía cuando los Tecos visitaban el Jalisco.

Las razones para el abandono no se explican, porque hace unos meses los aficionados de Leones llenaron el partido ante Estudiantes Tecos por el ascenso y de esos no vinieron ni 500.

El partido no fue lo que se esperaba, de menos para los atlistas quienes esperaban sacar una ventaja amplia con respecto a los universitarios, pero el duelo fue plano, parco, un par de llegadas de cada equipo y poco talento.

El gol del Atlas sólo fue la puntilla para los pocos valientes de Leones que fueron al Jalisco. La fiesta fue rojinegra y los Leones no llegaron nunca al Jalisco.