Finanzas del equipo están sanas: presidente de UdeG

Además Raúl Padilla señaló que existe falta de equidad entre los 18 equipos.


Raúl Padilla López, presidente del cuadro universitario, se fue disgustado por la manera en que su equipo no le sacó provecho a la primera mitad del encuentro
Raúl Padilla López, presidente del cuadro universitario. (Especial)

Guadalajara

Tras consumarse el descenso de Leones Negros, el presidente del equipo, Raúl Padilla López, reconoció la frustración que le causó la experiencia en el último año en Primera División.

El dirigente universitario se quedó con un mal sabor de boca ante la falta de equidad que existe entre los 18 equipos, pues aceptó, las grandes complicaciones económicas que tiene un equipo al ascender.

“Es una experiencia que tiene enormes claroscuros, es una experiencia que nos arrojó muchas satisfacciones, pero también muchas frustraciones. Creo que el futbol mexicano tiene muchos problemas, muchos vicios, muchas contradicciones, el futbol mexicano profesional deben madurar y superar muchas deficiencias.

“Una de las cosas que debe mejorar tiene que ver con el arbitraje, otra con lo que yo llamaría segmentos de equidad, el futbol mexicano es desigual, muchos dirán que igual que en España, pero allá están tomando medidas, acaban de cambiar para la ley. Hay una gran dificultad para el equipo que asciende que quiere ser competitivo, los valores de primera de ascenso a primera división son enormes, un equipo que asciende debe rehacer su equipo, tiene que adquirir valores en jugadores que no los paga el mercado, por eso la mayoría de los equipos de primera división en operación, en números son deficitarios, de algún lugar consiguen o ponen dinero para sostenerse, pero no de la operación de los equipos”.

Otro de los puntos que decepcionó al presidente universitario fue el arbitraje, factor que a su juicio determinó en gran parte el descenso de UdeG.

“Fue un factor externo el arbitraje que creo contribuyó de manera importante para que no lográramos el objetivo de mantenernos en Primera División, pero de manera autocrítica, cuando suceden estos momentos hay que valorar todo de manera integral, por supuesto hubo cosas que no hicimos o no pudimos, pero uno de los factores fue el arbitraje”, dijo.

Reestructuración a la vista

Padilla López reveló que se avecina una reestructuración del equipo, tanto en la parte directiva, operativa y deportiva. El directivo no quiso hablar sobre la continuidad del técnico Alfonso Sosa, aunque aseguró, que la mayoría del plantel permanecerá en la División de Ascenso.

“Vamos a hacer una reestructuración en el patronato del equipo para afrontar de la manera más digna esta nueva aventura. Nos quedamos con la franquicia de ascenso, eso es en automático, la vamos a manejar de la manera más digna.

“En este momento no puedo decir ni sí, ni no (la continuidad de Poncho Sosa), es parte de la evaluación que se está haciendo, denos unos días, se analizará si continúa el cuerpo técnico o no”.

El mandamás melenudo dejó en claro que las finanzas del equipo están sanas para afrontar la Liga de Ascenso, así como también para hacer frente a la deuda que tienen con el sindicato de empleados de la Universidad de Guadalajara por 120 millones de pesos. Hoy en día, el club tiene un superávit de 40 millones de pesos.

“Tenemos planes para mantenernos como institución, esperemos no tardar tanto en regresar a Primera División, creo que tenemos una estructura financiera y de comercialización que nos permitirán hacerlo sin problemas.

“Con el sindicato del personal académico se convenió 120 millones de pesos, a (pagar) cuatro años, con un año de gracia que termina en junio de este año y tenemos que cubrir el primer adeudo de 40 millones de pesos el próximo mes de junio y lo tenemos, está dentro del superávit”.