Leones se peleó con el triunfo; reparte puntos con Necaxa

Con el resultado, UdeG se mantiene como líder con 26 puntos, pero hiló su tercer juego sin victoria.

Leones Negros y Necaxa no se hicieron daño
Leones Negros y Necaxa no se hicieron daño (Mexsport)

Guadalajara

Pareciera que Leones Negros perdió la fórmula de la victoria. Aunque los melenudos se mantienen como líderes del Ascenso con 26 unidades, han sembrado dudas en su afición luego de hilar tres juegos sin triunfo.

Este domingo los pupilos del “Travieso” repartieron puntos con Necaxa al sellar un empate a cero, situación que causó el enojo del público presente, el cual salió del Jalisco abucheando el resultado y las pocas emociones. 

Necaxa fue el primero en generar peligro al frente y por poco hacen daño al minuto ‘11.  Dentro del área Jahir Barraza disparó con violencia y Humberto Hernández alcanzó a desviar el esférico. Todo quedó en susto para los melenudos, pero los Rayos lucían muy confiados sobre el rectángulo verde.

Se fueron los primeros 20 del juego y los hidrocálidos aún controlaban a la Universidad de Guadalajara. Leones no encontraba espacios para enfilarse a portería y los pupilos de Sosa estuvieron atinados en la marca. 

Pasada la primera media hora, UdeG por fin consiguió llegar hasta el área de Yosgart Gutiérrez, sin embargo el último sobresalto del primer tiempo fue generado por Necaxa con un zapatazo de Gallegos que se estrelló en el travesaño de “Gansito”. Ambas escuadras se fueron en cero al descanso, pero el visitante fue ligeramente mejor durante los primeros ‘45.  

Al arranque de la complementaria la historia fue la misma, pues Necaxa puso en predicamentos a la zaga melenuda en diversas ocasiones. La más notable de ellas llegó al minuto 56, cuando Rafael Figueroa mandó a tiro de equina una pelota que ya esperaba Barraza para mandarla al fondo. 

Los tiros de media distancia se volvieron un recurso importante para los de Daniel Guzmán. Llegar a portería era poco menos que imposible y fue por ello que Pablo Olivera trató de sorprender con un zapatazo desde tres cuartos de cancha. Por desgracia para la causa universitaria, la pelota del uruguayo se fue muy por encima de la meta rojiblanca. 

La falta de contundencia de Necaxa fue clave para que UdeG no se viera en desventaja en el segundo tiempo. Al ‘72, Oscar  Fernández mandó para afuera un cabezazo que ya se cantaba como el primer gol hidrocálido. Sin presión y con el marco abierto, el número diez de los visitantes perdonó a Leones. 

Al final se agregaron tres minutos más, pero ni Rayos ni universitarios pudieron marcar el gol que les diera los tres puntos. Con el resultado, UdeG se mantiene como líder con 26 puntos, pero hiló su tercer juego sin victoria. 

Dato:

Para el juego contra los Rayos, UdeG metió 26 mil 948 asistentes en el Jalisco, la mejor entrada del torneo para Leones, pues antes de este partido habían metido como máximo 15 mil 108 almas.